viernes, 27 de septiembre de 2013

Cincuenta Sombras de Grey en la Segunda Guerra Mundial

Normalmente las cartas de amor en tiempo de guerra son tiernas e inocentes, aunque no siempre. Entre las 300 cartas escritas entre el cirujano Brian Thomas y la enfermera Katie Walker, mientras esperaban para reunirse al final de la Segunda Guerra Mundial, sus caricias y promesas de amor constantes son rociados con bastante declaraciones subidas de tono.


La fuerza de su pasión se pone al descubierto en un paquete de cartas descoloridas encontradas escondidas en los cajones de un mueble, por Loraine Tomas, la hija de ambos.

En una de las cartas Katie Walker escribe que está muy triste y de mal humor sin su amor que si el estuviera allí seguro que la azotaría, y agrega con picardía: "¡pero qué azote tan celestial '

En otra de las cartas Brian Thomas le dice a su chica que estaba encantado de oír que estaba haciéndose un nuevo par de bragas: "Boofuls (el apodo cariñoso que el le puso), me encantó tu carta cuando me dijiste que estabas haciéndote una bragas especialmente para cuando llegue", escribió. "Estoy seguro de que son encantadoras y te juro que te las voy a quitar con tanta suavidad como si fuera un pedazo de porcelana de Dresde, no perderé el tiempo en quitártelas".


Brian conoció a Katie en Graz, Austria hacia 1943, mientras estaba destinado con la Royal Army Medical Corps.

El matrimonio de Brian se había derrumbado cuando su esposa tuvo un romance pero Katie le ayudó a reparar su corazón roto. Brian fue desmovilizado y volvió a Gran Bretaña ocho meses antes de que la guerra terminara mientras que Katie se quedó en Graz.
En ese tiempo se comenzaron a escribir el uno al otro todos los días, sus misivas a menudo decoradas a mano con corazones y siempre sellados con un beso.

Una de las cartas de amor que la joven enfermera recibió de Brian dice:
Mi querida Katie.
¡Oh! querida, eres realmente la más increíble y maravillosa persona en todo este amplio mundo y me haces terriblemente feliz.
Todavía no puedo (y nunca) superar el increíble milagro de que me ames.
Toda mi vida he soñado amar a una persona como tu, alguien que me amara y me dijera cosas dulces y me hiciera sentir feliz por dentro.
Oh querida, querida Boofuls, simplemente adoro. ¿No es sorprendente que un amor como el que tenemos en realidad puede hacer a uno feliz, aunque estamos separados?
Amarte a pesar de todos los inconvenientes, sólo me llena de asombro.

La mayoría de sus cartas revelan a una joven que fue fiel al hombre de sus sueños, a pesar de la atención de los otros soldados enviados lejos de casa.

Una de sus cartas dice:
Tuvimos una fiesta con las Hermanas Mess anoche. Fue una fiesta muy buena, todo el mundo estuvo mezclando bien y ya que había cerca de tres hombres por cada chica. Fue todo un éxito.
¡Oh!  querido mio, cuánto te he añorado, nunca lo habría adivinado, siempre es mucho peor cuando estoy en una fiesta y rodeada de gente.
Todo el mundo estaba muy feliz en una fiesta y me fui antes de una hora.
Te extrañé mucho, querido mio, que me fui a caminar sola por los jardines, hasta el que se fue de nuestro banco, en el que nos sentamos la noche después aquel baile.
Después fui y me apoyé en los abetos, aquellos en los que nos hicimos aquella hermosa  fotografía. Me quedé allí y hable con ellos como si estuvieras ahí.
Ya te he dicho lo mucho que te amo, cuánto te echo de menos, y que simplemente deseaba con todo mi corazón verte de nuevo y acurrucarme contigo hasta que sentir que nada podrá jamás separarnos de nuevo.

La pareja se casó en 1947 tras lograr el divorcio de Brian con su ex-mujer.


Loraine Fergusson, de 61 años, ha publicado las cartas en un sitio web dedicado al amor de sus padres:
Fue emocionante, porque yo no sabía lo que hubo entonces entre ellos.
Estoy transcribiendo una carta al día y estoy aprendiendo mucho sobre las primeras etapas de la historia de amor de mis padres.
A veces es un poco como leer "Cincuenta Sombras de Grey". El hecho de que mi padre estuviera casado y tenía que conseguir un divorcio lo hace más emocionante.
También abren una extraordinaria ventana a la vida en el final de la guerra, donde los hombres y las mujeres puedan llegar a rehacer sus vidas juntos y se esforzaron por cumplir los sueños que tenían de un futuro feliz.
Fuente:
Dailymail
With love from Graz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...