miércoles, 26 de febrero de 2014

Las últimas horas del Ángel de la Muerte

El 7 de febrero de 1979, el policía Espedito Días Romão, en la playa de la Ensenada, en la ciudad brasileña de Bertioga, halló el cuerpo sin vida de Josef Mengele, apodado el Ángel de la Muerte de Auschwitz, después de recibir una llamada sobre un presunto ahogado arrastrado por el mar. Lo que halló fue a "un señor blanco y con bigote" que no tenía "señales de ahogamiento comunes", por lo que pensó que se podía tratar de "una muerte súbita".


El hombre fue identificado como Wolfgang Gerhard, de 54 años de edad, residente en São Paulo, y de acuerdo con el informe policial falleció por un paro cardíaco y ahogamiento. Los testigos apuntaban que "se metió en el mar hasta las rodillas, se sintió mal de repente y se ahogó"

Según Días, los únicos testigos de la muerte de Mengele fueron la pareja austriaca Wolfram y Liselotte Bossert, que compartían una casa de verano con él en la localidad y le acompañaban en su paseo por la playa. La mujer fue acusada de presentar la documentación falsa de Mengele el día de su muerte, y el hombre fue identificado como un ex-oficial nazi.

Informe de la policía de Säo Paulo
En 1985 y tras múltiples investigaciones forenses se determinó que el muerto era en realidad Joseph Mengele, el médico que se encargaba de la selección de los deportados que llegaban al campo de concentración de Auschwitz, donde fueron asesinados casi un millón y medio de personas, la mayoría judíos. Mengele los clasificaba en aptos o no apto para el trabajo. Los no aptos iban directamente a las cámaras de gas. También separaba a sus "cobayas humanas" con la que realizaba sus "experimentos científicos". Al finalizar la guerra logro escapar a Sudamérica y vivió en Argentina, Paraguay y Brasil bajo identidades falsas.

Foto del pasaporte de su estancia en Argentina
Fuente:
RT
Wikipedia
SGM
El País
El País (imágenes)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...