miércoles, 15 de abril de 2015

El sastre de las SS

A principios de 1931, el pequeño taller de confección que Hugo Ferdinand Boss tenía en Metzingen, al sur de Sttutgart, estaba al borde de la quiebra. La fabricación de ropa de trabajo no prosperaba y los 22 empleados del negocio estaban a un paso de perder su trabajo.

En aquellos primeros años de la década, el Partido Nacional Socialista Alemán (NSDAP) de Adolf Hitler estaba teniendo un imparable crecimiento, apoyándose en que tras la Primera Guerra Mundial, Alemania había quedado al borde de la ruina por culpa del Tratado de Versalles.


Hugo Boss, ante el ascenso de NSDAP, no dudó en afiliarse al partido en abril de 1931 con el número 508.889, lo que le abrió las puertas de las distintas organizaciones armadas que fueron surgiendo al amparo del nazismo: Las Fuerzas de Asalto (SA), los “camisas pardas” ; las temidas SS, o Fuerzas de Defensa, el ejército particular del partido que acabó integrado en las Fuerzas Armadas alemanas como una de sus unidades más eficaces pero también más crueles; las Juventudes Hitlerianas y la Wehrmacht.

Desde 1933 Hugo Boss fue la productora y distribuidora oficial de los uniformes militares del partido nazi y desde 1938 comenzó a producir también los uniformes de las Waffen SS.

Ya en 1933 insertó un anuncio en la prensa en el que decía:
Uniformes de las SS, las SA y las HJ. Ropa de trabajo, de deporte y de lluvia. La hacemos nosotros mismos, con calidad buena y reconocida y a buenos precios. Boss. Ropa mecánica y de trabajo, en Metzingen. Firma homologada por las SA y las SS. Uniformes con la licencia del Reich.

El negocio empezó a crecer y en 1935 dejó de fabricar ropa de trabajo y se dedicó en exclusiva a los uniformes, y en 1939, adquirió un fábrica de tejidos. En septiembre Alemania invade Polonia, de este modo el pequeño taller, que estuvo a punto de cerrar en 1931, Boss pasó tener la segunda empresa textil de Alemania. Debido a la escasez de personal debido a la guerra no dudo en contar con la mano de obra esclava de 180 prisioneros de los territorios ocupados, sobre todos mujeres polacas.


Después del final de la Segunda Guerra Mundial, Hugo Ferdinand Boss fue procesado y multado con 80.000 marcos y la perdida del derecho al voto, por ser beneficiario y colaborador de los nazis. Murió en 1948.

La empresa siguió fabricando uniformes para los carteros y policías. Sus descendientes decidieron en 1953 reconvertir la empresa y fabricar ropa para jóvenes hombres de negocios e ir actualizándose hasta convertirse en la marca exclusiva que es en la actualidad.

Fuente:
ABC
El Mundo
Prodavinci
Cvlt Nation

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...