domingo, 10 de mayo de 2015

El túnel del viento que ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial

En 1929, el Comité Consultivo Nacional para la Aeronáutica, la organización que se convertiría en el Centro de Investigación Langley de la NASA, comenzó la construcción de una única y enorme instalación: un túnel de viento a escala real. Situado en un enorme edificio en Virginia, fue el primer túnel de viento de Estados Unidos para los aviones de gran tamaño, tenía una unas dimensiones de 9,14m de alto por 18,28m de ancho a través del cual, dos ventiladores accionados por motores de 4.000 caballos de fuerza soplaban aire a velocidades de hasta 194km/h.


Aunque el túnel fue finalizado en 1934, su mejor momento fue probablemente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando operaba a pleno rendimiento. Tanto la Marina como el Ejército enviaron rápidamente un flujo constante de aviones militares a Langley para realizar todo tipo de pruebas de aerodinámica. En los primero 18 meses de guerra, 18 diferentes tipos de aeronaves fueron probados y el túnel mejorado. El túnel de viento estuvo operativo durante todo el día, siete días a la semana. Durante la Segunda Guerra Mundial no sólo la realización de pruebas de aerodinámica, tambien se probaron los sistemas de enfriamiento del motor, la estabilidad y control, y problemas de funcionamiento inesperados. Las primeras versiones de casi todos los aviones de combate de alto rendimiento se evaluaron en el túnel de Langley, lo que permitió un sinnúmero de mejoras de diseño que dieron a los pilotos estadounidenses una ventaja crítica en el combate.



El túnel estuvo en funcionamiento hasta el 2009 haciendo varios tipos de pruebas, pero en 2010 fue desmantelado. En la biblioteca del congreso de EEUU se pueden ver un buen número de fotografías de la instalación y en la web de la NASA imágenes de la demolición y la recuperación de algunos objetos para exponerlos.

Fuente:
The Atlantic
Youtube
Nasa
Library of Congress

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...