miércoles, 6 de mayo de 2015

Los cerdos submarinos de Alejandría

El submarino Sciré, de la armada italiana, se acercó la noche del 18 de diciembre de 1941 a menos de una milla de la entrada al puerto de Alejandría. En ese lugar depositó en el agua tres torpedos tripulados SLC (Siluri de Lenta Corsa). Dos más se quedaron en reserva.
El puerto estaba fuertemente defendido y vigilado por medio de de multitud de obstáculos mientras que en los estrechos canales de acceso la defensa británica hacia explotar proyectiles a cortos intervalos, con lo que acceso al puerto era imposible a navíos convencionales. Los tres torpedos tripulados no eran convencionales.


Estos torpedos, llamados Maiale (cerdo) por sus tripulantes, tenían una longitud de unos 7,50m y 50cm de ancho y eran tripulados por dos buceadores equipados con sistemas de respiración autónomos sentados a horcajadas. Navegaban a poca profundidad a una velocidad máxima de 3 nudos. En la proa llevaba una carga de 200kg de explosivo que se adhería al casco del objetivo. El primer ataque con Maiale se intentó en 1940, pero el submarino que los transportaba fue hundido frente a las costas de Tobruk.


Los torpedos Maiale aprovecharon la entrada de una pequeña flota de destructores para infiltrarse en el puerto, pegados a la popa de los destructores. El primer Maiale, al mando de Luigi Durand de la Penne, colocó una carga explosiva bajo el acorazado británico Valiant mientras el comandado por Antonio Marceglia hizo lo propio en el Queen Elisabeth. Vincenzo Martellota, que mandaba el tercero colocó una mina en un petrolero. Antes de que las cargas estallasen los intrépidos hombres torpedo abandonaron el puerto.


La operación fue un éxito parcial ya que el escaso fondo del puerto salvó a los acorazados y al petrolero de que se hundieran, pero lograron que durante mucho tiempo no estuvieran operativos. El ataque japonés a Pearl Harbor evitó que los británicos enviaran más navíos al Mediterráneo, pero debido a la errónea mentalidad de la guerra naval los mandos del EJE desaprovecharon la oportunidad que les brindó el éxito de la operación  GA3.

Fuente:
Submarinos Enanos, Editorial San Martin
U historia
Military Factory

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...