sábado, 23 de junio de 2018

Varsovia arrasada

En julio de 1944 Varsovia ya llevaba 5 largos años de ocupación alemana. En el Frente del Este los alemanes se encontraban en plena retirada tras el empuje del Ejército Rojo en la ofensiva de primavera. El momento de la liberación de la capital de Polonia parecía muy próximo. Pero cuando los soviéticos llegaron al río Vístula, en los arrabales, se pararon. La ciudad que tanto había sufrido se enfrentaba a la destrucción total.

Mientras se aproximaban a Varsovia, los soviéticos animaron a la Resistencia (Ejército Nacional) a rebelarse contra las tropas alemanas que controlaban la ciudad. La Resistencia polaca era leal al gobierno que se encontraba exiliado en Londres y querían liberar su capital antes de que llegaran los soviéticos y establecieran un gobierno títere para apoderarse de Polonia. El Ejército Nacional, que contaba con cerca de 50000 efectivos entre los que había desde jóvenes Boy Scouts a grupos de judíos que escaparon del gueto antes de su destrucción, atacó a la guarnición el primero de agosto y en tan solo tres días había tomado casi toda la ciudad, aunque estaban dispersos y con problemas de comunicación.


Cuando los insurgentes tomaron lo que quedaba del gueto judío las SS reunieron a 40000 civiles y los ejecutaron, lo que animó aun más a los resistentes en su lucha. Durante los 63 días que duró Varsovia fue machacada por las bombas. Hitler quería arrasar la ciudad por completo para borrarla de los mapas y convertirla en un lago.

Entre el 9 y el 18 de agosto se dieron los combates más intensos, en los que los alemanes aplicaron sus tácticas de 1939, La Luftwaffe bombardeo los hospitales, aunque estuvieran marcados con la cruz roja, ya que no consideraban a los polacos como tropas regulares, sino como terroristas y saboteadores. Los combatientes que luchaban en la ciudad vieja tuvieron que abandonarla por las alcantarillas, la única vía de comunicación efectiva para los rebeldes.


En el mayor levantamiento civil contra los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, durante los más de dos meses que duró la lucha los soviéticos no hicieron nada. Stalin se negó a permitir que los aliados utilizaran los aeródromos soviéticos para enviar suministros a los polacos y hasta ordenó desarmar a los refuerzos del Ejército Nacional que trataban entrar en la ciudad. Sin munición ni alimentos los varsovianos se rindieron a los alemanes el 2 de octubre. Prácticamente toda la población fue deportada a Alemania, donde muchos morirían en campos de concentración y la ciudad, destruida. Varsovia solo la habitaban fantasmas. Al final Stalin logró su objetivo, tras expulsar a los alemanes de Polonia, estableció su gobierno pro soviético.


La confabulación de los soviéticos en la destrucción de Varsovia fue tremendamente embarazosa para los británicos, que habían entrado en guerra debido a la invasión de Polonia por parte de Alemania en 1939. La lucha por la libertad de Varsovia costó la vida a más de 250000 civiles y el 85% de la ciudad destruida.

Para saber más:
Historiabarriga
Foro Segunda Guerra Mundial
Marianna Bukowski
La Segunda Guerra Mundial, ed Codex

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...