lunes, 9 de mayo de 2011

Bunker en el Parque del Capricho

El Parque del Capricho es un parque muy especial. Normalmente está cerrado pero abre al público los fines de semana, y siempre un máximo de 1000 visitantes al mismo tiempo. No se permite el acceso con comida, animales, balones, etc. El acceso es gratuito.

Al fondo del parque, a la izquierda del palacio de los Condes de Osuna, se encuentran los accesos principales al bunker. Esta instalación subterránea fue conocida como "Posición Jaca" y fue el centro de mando desde el que el ejército republicano organizó los últimos combates de la defensa de Madrid.



Bajo una enorme losa de hormigón armado de un metro de grosor se encuentran las puertas blindadas que dan acceso al subterráneo. Hay varias de estas puertas por la zona. Alguna de ellas, cerradas con cadena, dejan un resquicio por el que se pueden observar los escalones que descienden hacia la oscuridad.
Tras descender dos tramos de escaleras, hasta 15 metro bajo tierra, nos encontramos otra puerta blindada que da acceso al bunker propiamente dicho.



Este consiste en un largo pasillo principal con habitaciones abovedadas a sus lados.
Las habitaciones están totalmente vacías de cualquier tipo de mobiliario, aunque aún se conservan restos oxidados de la antigua instalación eléctrica. Llama la atención los azulejos de las paredes, y el dibujo del suelo, que se aprecia a pesar de la suciedad.




En toda la instalación resuena el goteo continuo del agua que cae en un pozo situado en la primera habitación, que acentúa la sensación de frescor habitual bajo tierra.
Al fondo se encuentra una habitación de paredes oscuras, que debió albergar la cocina o los baños. Sólo queda un pequeño poyete, y unos ganchos metálicos que debieron sostener algún tipo de depósito o similar.


Apenas estuvimos una media hora en el interior del bunker, suficiente para verlo en su totalidad, aunque me habría tirado horas fotografiando cada uno de sus rincones.




El bunker se encuentra sin restaurar, pero en el estado que debe tener una construcción pensada para resistir ataques de artillería.

El bunker se encuentra actualmente cerrado al público, yo lo pude ver con algo de "enchufe", aunque hay en marcha un proyecto para restaurarlo y crear un pequeño museo en su interior con documentación, planos e información sobre su historia. Se pueden ver, no obstante, las puertas blindadas exteriores y las chimeneas que le servían de respiraderos.

Para saber más:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...