miércoles, 11 de mayo de 2011

U-77 hundido frente a Calpe

Prácticamente todos los marineros de Calpe y alrededores conocían de la existencia de un submarino de la segunda guerra mundial hundido a muy pocas millas del Peñón de Ifach y que durante décadas todos los barcos pesqueros trataban de evitar para no “engancharse” las redes en sus restos. Muchas han sido las leyendas que el hundimiento de este submarino ha suscitado en la imaginación de la clase marinera. Aunque la más destacable sea la existencia de un tesoro (nada menos que de Rommel o del mismísimo Hitler) en lingotes de oro.


Durante la Segunda Guerra mundial los submarinos alemanes fueron la pesadilla de las fuerzas aliadas y sobre todo de los convoyes que suministraban combustible, armas o avituallamiento de cualquier tipo. Estos convoyes eran perseguidos por los submarinos y posteriormente atacados, tratando de hundir cuantos más barcos mejor, con ello se trataba de estrangular a los aliados privándoles de los suministros esenciales para continuar la guerra.


Estos submarinos durante mucho tiempo fueron imbatibles y estaban acostumbrados al éxito en casi todas sus misiones. Mientras les fuera posible navegaban en superficie, al avistar a su presa rastreaban su curso y velocidad. Durante la noche trataban de ponerse a tiro y emergían para atacar desde la superficie. Se podían hacer ataques con torpedos estando sumergidos y también se utilizaba el cañón de 88mm para hacerles las señales de advertencia, para ser requisados y luego para ser hundidos. Mientras estaban sumergidos podían detectar el sonar y los ruidos propios de los barcos mediante detectores acústicos pasivos que les daban orientación y distancia relativa a juicio del operador.


Ahora bien, el punto flaco de estos sumergibles era su corta autonomía estando en inmersión- sólo 90 millas y a 8 nudos de velocidad-ya que utilizaban los motores eléctricos cuyas baterías sólo podían recargarlas navegando en superficie y usando el motor diesel, lo que les hacía especialmente vulnerables si eran descubiertos por alguno de los aviones que se dedicaban a perseguirlos y eso fue lo que le sucedió al U- 77.

Debido al gran peligro que representaban los submarinos para los convoyes aliados que transitaban el Mediterráneo, los ingleses destacan en su base del peñón de Gibraltar a dos escuadrones de aviones antisubmarinos a patrullar las aguas del sur de Portugal y el mar Mediterráneo. Estos escuadrones son el 233 que tiene su base en el peñón desde Julio de 1942 hasta Febrero de 1944 y el 48 escuadrón que pasa a Gibraltar a partir de Diciembre del 42. Dos aviones de estos escuadrones fueron los responsables del hundimiento del submarino que nos ocupa. El U -77 que se encuentra a sólo 9 millas del Peñón de Ifach en Calpe, en las coordenadas 38º 33” 309 N- 000º 14” 85 E.


El día 28 de Marzo de 1943 a las 11.25 horas el U-77 fue avistado y atacado con bombas por un avión perteneciente al 48 escuadrón con base en Gibraltar el cual averió parcialmente al submarino aunque no le impidió el sumergirse y con ello perder su rastro. Este aviador solicitó ayuda y a las 17.45 acudió otro avión del 233 escuadrón con base también en Gibraltar. Este segundo avión, un Lokheed A-28 Hanson localizó al U-77 en la superficie a una distancia de 30 millas al Noroeste del primer ataque y durante una hora y diez minutos se dedicó a hostigarlo, finalmente, el Hanson al mando del oficial de vuelo Edgar P. Castell desde una altura de sólo 30 metros lanza 4 cargas de profundidad. A pesar del intenso fuego antiaéreo de las ametralladoras de 20 mm procedente del submarino, las cargas cayeron a menos de 5 metros del sumergible, según consta en el informe redactado por el oficial de vuelo. El hundimiento del submarino se les atribuyó a los dos escuadrones.

Al día siguiente (29 lunes) a eso de las 6 de la mañana los marineros del barco calpino Peñón de Ifach que se encontraba faenando por aquellas aguas escucharon gritos y acudieron inmediatamente para ver que sucedía, encontrándose a nueve hombres ateridos de frío sujetos alrededor de una balsa salvavidas que estaba invertida,. Rápidamente los izaron al bote que habían echado al agua y los subieron a bordo del pesquero donde les proporcionaron café caliente, mantas y alimentos. El patrón del pesquero inició la maniobra para ver si habían más supervivientes con vida y durante un par de horas así lo hicieron, no encontrando ni rastro de más supervivientes con lo cual decidieron regresar al puerto de Calpe.


Dos embarcaciones de Altea, La Mari Paqui y la Mauricio sacaron del mar cinco cadáveres que recibieron sepultura en dicha población.
En el cementerio de Alicante fueron enterrados 31 cadáveres.
Los 9 supervivientes fueron hospedados en la fonda Querol sita en la calle Arrabal del Mar.
Hubo 36 fallecidos, 2 desaparecidos y 9 sobrevivientes.
Treinta y seis hombres incluido el comandante Otto Hartmann están enterrados en dicho cementerio.
Todos los fallecidos enterrados en Altea y Alicante fueron trasladados en 1983 al cementerio alemán de Cuacos de Yuste (Caceres)


En reconocimiento a su labor de salvamento de los náufragos del U-77 los 9 marineros del Peñón de Ifach recibieron del Agregado Naval de la Embajada Alemana un reloj de pulsera, un salvavidas y mil pesetas a repartir entre la tripulación. El patrón Andrés Perles García recibió a través del Cónsul alemán en Alicante la Condecoración de la Orden del Mérito del Águila Alemana y el armador del barco un diploma en reconocimiento por el gesto de su tripulación.

Existe una especie de leyenda negra en el comportamiento de los mandos de los submarinos alemanes hacía los náufragos de los mercantes hundidos en el sentido de que ametrallaban a los supervivientes en los botes salvavidas y dentro del agua. Parece ser que había una orden del propio Hitler en ese sentido, con el fin de no dejar rastro de la situación del sumergible, pero esa orden fue contestada por el Almirante Donitz comandante de la flota de submarinos alemanes.
En 1941 Gran Bretaña les gano un pulso a los submarinos en esta situación combinando los convoyes, el radar, la detección por sonar y un mejor táctica en las escoltas. Adicionalmente, la captura de los libros de códigos y de la máquina de códigos Enigma propició que los británicos pudieran descifrar los mensajes dirigidos a los submarinos, lo que tuvo como consecuencia que ya no pudieron operar en secreto.


La puesta en marcha de nuevos equipos que rastreaban a los submarinos los convirtió en blancos muy fáciles para los aviones ingleses. El año 1943 fue su peor año, a partir de ese momento los submarinos fueron cayendo uno detrás de otro. Sobre todo en el llamado “Mayo Negro” por parte de los alemanes. Durante ese mes fueron hundidos más submarinos que barcos mercantes.
Finalmente, 800 de los 1.100 submarinos U-boats construidos fueron hundidos. Casi 30.000 de los 40.000 tripulantes de los submarinos nunca volvieron a casa.


El U-77 fue construido en los astilleros de Bremen en sólo 7 meses. Botado el 23 de Noviembre de 1940 y puesto en servicio el 18 de Enero de 1941.
Su primer Comandante de Enero de 1941 a Septiembre de 1942, fue el Capitán de Corbeta Heinrich Schonder. Schonder mandó el U-53, el U-58, el U-77 y el U-200. Muere al mando del U-200 cerca de Islandia en el Atlántico Norte. Un avión de la Raf hunde el U-200 el 24 de Junio de 1943.

Comandante Otto Hartmann
De Septiembre de 1942 al 28 Marzo de 1943 fecha de su hundimiento, mandó el U-77 el Comandante Otto Hartmann. Sólo tenía 26 años.
El U-77 perteneció a la 7ª, 23ª y en el momento de su hundimiento pertenecía a la 29ª flotilla con base en la Spezia (Italia)
Después de su botadura el U-77 patrulló el Mediterráneo Occidental donde ejecutó 12 misiones de ataque, hundiendo 16 barcos, totalizando 37.358 toneladas de registro bruto y averió gravemente 4 barcos con un total de 8.264 toneladas.
De los 16 barcos hundidos solamente el Anna Bulgaris de nacionalidad griega perdió a todos sus tripulantes, así como el Arakana, sin supervivientes de sus 37 tripulantes.

En el ataque al Empire Barracuda con 5800 toneladas de municiones murieron 13 marineros.
Al contrario que otros submarinos alemanes durante su periodo de servicio que perdieron vidas humanas en accidentes y otras causas, no siendo el caso de este submarino que no sufrió ninguna incidencia hasta su hundimiento en 1943.


Operaciones del U-77
Primera patrulla. El 29 de Mayo de 1941 parte de Kiel bajo el mando del comandante Heinrich Schonder llegando a San Nazaire el 7 de Julio después de cinco semanas y media de navegación.Durante el transcurso de esta patrulla hunde tres barcos:

El 13 de Junio hunde el barco de nacionalidad británica Tresillian de 4.743 toneladas.
El 22 de Junio hunde el Arakaka de la misma nacionalidad y de 2.379 toneladas.
El 25 de Junio hunde el Anna Bulgaris de nacionalidad griega y con 4.603 toneladas.

Segunda patrulla. Parte desde San Nazaire el 2 de Agosto y regresa a la misma base el 10 de Septiembre. En esta ocasión no tiene suerte.

Tercera patrulla. Parte desde San Nazaire el 11 de Octubre y llega a la base de Lorient el 13 de Noviembre, tampoco sin ningún resultado.

Cuarta patrulla. Parte de Lorient el 10 de Diciembre llegando a Messina el 19 de Diciembre. Durante esta patrulla, el día 15 hunde el mercante Empire Barracuda de nacionalidad británica de 4.972 toneladas.

Quinta patrulla. Parte de Messina el 21 de Diciembre y llega a Salamis el 14 de Enero. El 12 de Enero averió gravemente al carguero Kimberley de nacionalidad británica y de 1.690 toneladas.

Sexta patrulla. Parte de Salamis el 28 de Marzo y regresa a la misma base el 3 de Abril. Sin resultado ninguno.

Séptima patrulla. Parte de Salamis el 7 de Abril y llega a la Spezia el 11 de Abril. Sin resultado.

Octava patrulla. Parte de la Spezia el 6 de Junio y llega a Salamis el 17 de Junio. El día 12 hundió al británico HMS Grove de 1.050 toneladas.

Novena patrulla. Parte desde Salamis el 23 de Junio regresando el 9 de Julio. Sin resultado.

Décima patrulla. Parte de Salamis el 16 de Julio y regresa el 21 de Agosto. En esta ocasión hunde 8 barcos:

El 22 de Julio hunde el británico Vassiliki de 140 toneladas.
El 24 de Julio hunde el Toufic El Rahman de 30 toneladas.
El 30 de Julio hunde el egipcio Fany de 43 toneladas.
El 1 de Agosto hunde el egipcio St. Simón.
El 6 de Agosto avería el egipcio Adnan de 155 toneladas.
El 6 de Agosto hunde el egipcio Ezzet de 158 toneladas.
El 10 de Agosto hunde el Kharouf de 158 toneladas.
El 16 de Agosto hunde el Daniel de 100 toneladas.

Undécima patrulla. Parte de Salamis el 25 de Agosto y llega a Pola el 30 de Agosto. Sin resultado. Esta es la última ocasión en que el U-77 navega bajo el mando de Heinrich Schonder.

Duodécima patrulla. El U-77 estrena un nuevo comandante en la persona del jovencísimo Otto Hartmann. Parte de Pola el 12 de Octubre llegando a la Spezia el 1 de Noviembre. Sin resultado.

Tredécima patrulla. Parte de la Spezia el 3 de Noviembre y regresa el 5 de Diciembre. En esta patrulla el U-77 avería el barco británico HMS Store de 1.190.

Cúatrigésima patrulla. Parte de la Spezia el 26 de Enero de 1943 y regresa a la misma el 10 de Febrero. El 7 de Febrero es atacado por un avión sin identificar la procedencia. El 7 de Febrero hunde los barcos británicos Empire Banner de 6.699 toneladas y el Empire Webster de 7.043 que navegaban en el convoy KMS-8.

Última patrulla del U-77. Parte de la Spezia el 3 de Marzo de 1943.
El 16 de Marzo ataca dos barcos británicos que viajaban en el convoy ET-14. Averiando gravemente al Hadleigh de 5.222 toneladas y más ligeramente al Merchant Prince de 5.229. El día 28 de Marzo a las 11,25 fue atacado por un avión de la RAF del 48 escuadrón con base en Gibraltar. A las 17,45 otro avión perteneciente al 233 escuadrón averió gravemente al U-77 lo que fue la causa de su hundimiento.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...