jueves, 19 de diciembre de 2013

El rey Eduardo VIII trató de disuadir a Hitler de sus planes de guerra

El rey Eduardo VIII de Gran Bretaña sigue siendo uno de los miembros más denostados de la dinastía Windsor en el siglo XX, debido, principalmente, a su germanofilia y a sus continuas visitas a la Alemania nazi y sus reuniones con Adolf Hitler. Debido a ello se vio obligado a abdicar en 1936 en su hermano, el príncipe Alberto, duque de York, que accedió al trono como Jorge VI. Por lo que se convirtió en Duque de Windsor.


Una carta inédita revela que Eduardo VIII reflexionó sobre si él podría haber sido capaz de evitar la Segunda Guerra Mundial. Del documento se desprende que realmente creía en ello, pero solo si hubiera permanecido en el trono. La carta también revela que el duque pensó en Winston Churchill como el mejor candidato para el puesto de primer ministro del Reino Unido, del que pensaba que era un gran orador y escritor, y también un ambicioso insaciable. No era un político para tiempos de paz, lo era para la guerra.


El Duque de Windsor, en 1970:
Es una pregunta imponderable, si yo pudiera haber evitado la Segunda Guerra Mundial, si hubiera seguido siendo el rey. Por lo menos he usado mi influencia para advertir contra la locura del holocausto.
La carta muestra una vez más a Eduardo VIII como un hombre que se aferraba a la idea de que la política de apaciguamiento de Hitler era una alternativa viable a la guerra. Nunca dejó de creer que un hombre de buena voluntad pudiera intervenir y frenar la locura de Hitler con la guerra.

Fuente:
Televisa 
Autograph Auctions
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...