domingo, 15 de diciembre de 2013

La tribuna de Hitler en Nüremberg se cae a pedazos

En Nüremberg, elegida por Hitler sede de los Congresos del Partido Nazi, Albert Speer, construyó una réplica del Coliseo de Roma, que serviría de escenario a los impresionantes desfiles en los que participaban miles de personas y que Leni Riefenstal, plasmó en sus películas de propaganda. El lugar fue construido por los prisioneros del campo de concentración de Flossenbürg.


A este lugar se acercan cientos de visitantes cada día y corren peligro de sufrir un accidente ya que la tribuna después de 70 años de abandono, presenta problemas estructurales. Aunque se advierte del peligro, muchos se suben al mismo lugar desde el que Hitler se dirigía a las masas.

Restaurar la "Tribuna Zeppelin" requiere 70 millones de euros, pero el problema no está en la gran inversión, sino la compleja relación de Alemania con su pasado nazi.


El alcalde de la ciudad defiende el proyecto de restauración, que cuenta con varios apoyos políticos, cree que la Tribuna Zeppelin debe permanecer como un lugar de aprendizaje histórico. Además, las 200.000 visitas anuales de turistas a la ciudad están muy relacionadas con el monumento.
Otras opiniones sugieren que su caducidad y su ruina podrían suponer el símbolo de lo mucho que el régimen nazi arruinó a Alemania y que sirva como enseñanza.

Fuente:
El Mundo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...