viernes, 25 de enero de 2013

Dos ruinas visigodas y un búnker, visitables en Madrid

La Comunidad de Madrid ha sumado tres nuevos enclaves a su red de yacimientos visitables en la región. Se trata de un búnker de la Guerra Civil situado en Colmenar de Arroyo (el primer vestigio de arquitectura militar que se incluye en el programa, aunque es visitable el búnker del barrio de La Alameda de Osuna) y de los dos asentamientos visigodos en ruinas de Navalvillar y Navalahija, en Colmenar Viejo. El plan de yacimientos de la Comunidad pretende dar a conocer el legado histórico de la región.

javierjimenezphotodesign

Ahora el Gobierno regional trabaja para acondicionar otros enclaves, como la ciudad fortificada de Alcalá la Vieja, los yacimientos de Los Calveros (Pinilla del Valle) o las muestras de arte rupestre del Cerro de San Esteban (Pelayos de la Presa), el Castro carpetano de El Llano de la Horca (Satorcaz), la Villa romana de Valdetorres (Valdetorres del Jarama) o el yacimiento romano de El Beneficio (Collado Mediano). También colaborará con los ayuntamientos para el mantenimiento de los lugares , va a completar la protección legal de los enclaves y organizará visitas guiadas.


A las afueras de Colmenar del Arroyo, en la retaguardia de la línea del frente, la 2ª Compañía del Batallón de Zapadores nº 7, perteneciente a la División 71 construyó, a finales de 1938, un búnker de tipo “Blockhaus” de hormigón.

Terminada la guerra el 1 de abril de 1939, después de que cayera el frente de Madrid sin que se disparara ni un sólo tiro tras el golpe de estado del Coronel Casado en la capital, el fortín, que cuenta con una red de saneamiento y defensas exteriores y era resistente a la artillería pesada y bombas de aviación, se abandonó y quedó como una masa de hormigón inútil.

Fuente:
20 Minutos
Riders of Light
La Aventura de la Historia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...