miércoles, 23 de enero de 2013

La silla eléctrica de Churchill

Un documento, recientemente desclasificado, revela que el primer ministro británico Winston Churchill quería ejecutar a Hitler en la silla eléctrica si este era detenido con vida a pesar del acuerdo entre los aliados de juzgarlo delante de un tribunal internacional, por crímenes de guerra.




En una de las sesiones del Gabinete, en diciembre de 1942, Churchill dice sobre Hitler:
Hitler es el principal resorte del diablo. Si cae en nuestras manos, desde luego lo ejecutaremos. 
Aunque, por aquel entonces, la pena de muerte en el Reino Unido era aplicada mediante la horca, Churchill evaluó la posibilidad de utilizar la silla eléctrica en virtud de la ley estadounidense y que EEUU le facilitara una por la Ley de Préstamo y Arriendo de 1941, para proveer suministros de guerra a las naciones aliadas.

El asunto volvió a tratarse en una reunión del Gabinete británico de abril de 1945, en la que el primer ministro afirmó que cualquier juicio al que se sometiera a Hitler sería "una farsa" y se mostró partidario de ejecutar de forma sumaria a otros jerarcas nazis, como el dirigente de las SS, Heinrich Himmler.
Tan pronto como se admita un juicio justo, se sucederán todo tipo de complicaciones.
Los apuntes tomados por Norman Brook, viceministro del Gabinete de Guerra, durante las reuniones del gabinete entre 1942 y 1945 también revelan que el Churchill, en 1943, estaba dispuesto a detener a Charles de Gaulle.

Fuente:
Errores históricos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...