miércoles, 2 de enero de 2013

Los héroes del "Cascarón de Nuez"

Tras la caída de Francia el sur del país quedó bajo el control de Vichy, como gobierno títere de Alemania, tras la firma del armisticio en junio de 1940 pero realmente controlado por el ejército alemán. Entre las instalaciones controladas por Alemania estaba el puerto de Burdeos que ofrecía muchas ventajas para poder protegerlo de ataques aliados y disponía de una importante base de submarinos.


El Mando de Operaciones Combinadas preparó un plan audaz que se llevaría a cabo por un grupo de comandos británicos apodados los "héroes del cascarón de nuez". El grupo de 12 hombres del comando fueron apodados así por las embarcaciones biplazas de remos que utilizarían y que eran conocidas como cascarás de nuez. El plan consistía en remar los 8 kilómetros de mar abierto que los separaba del estuario del río Gironda para después continuar río arriba otros 110 kilómetros más hasta el puerto, dónde pondrían bombas lapa en los barcos. Después seguirían a pie hasta España y luego a Gibraltar. La operación estaría  al mando del comandante Herbert Hasler y se reclutó a una treintena de soldados voluntarios que se sometieron a un intensisimo entrenamiento sobre técnicas de navegación nocturna y en silencio, manejo de las bombas lapa e incursiones reales en diversos puertos británicos, además de las propias de los comandos. Tras seis meses de duro entrenamiento solo quedaron 12 comandos para realizar la misión.


El submarino HMS Tuna desembarca, el 7 de diciembre de 1942, frente a la desembocadura del rio Garona a los comando en 5 kayaks (uno de ellos se dañó al subirlo a bordo), Debido varios problemas debidos a la resaca, sólo tres kayaks, el Catfish, el Crayfish y el Cuttlefish consiguen recorrer los 8 kilómetros y llegar hasta la desembocadura.


A continuación sortean los islotes, las baterías alemanas y los barcos que vigilan el acceso al rio. Finalmente sólo Catfish y Crayfish logran atravesar la línea de defensa. Aún le quedan 80 Km. hasta el puerto. Durante el día se esconden y por la noche avanzan por el río, hasta que la noche del 11 de diciembre llegan al puerto. Hasler y Bill Sparks, que ocupaban la Catfish, consiguieron poner sus bombas lapa, que tenian un dispositivo que las haría explotar tras 9 horas. en 4 de los barcos y los tripulantes de la Crayfish, Laver y Mills, en otros 2 barcos más. Tras completar la misión hundieron sus kayaks y las dos parejas de comandos se separaron para, con la ayuda de la resistencia francesa, cruzar a España.


A la mañana siguiente las bombas lapa hacen explosión y el puerto se convierte en un autentico caos mientras las tropas alemanas intentan averiguar que ha sucedido y donde están los saboteadores.


Sólo Hasler y Sparks consiguieron cruzar a España a través de Barcelona, Madrid y Sevilla hasta Gibraltar y tras casi 6 meses, por fin, llegan a Londres. El jefe de Operaciones Combinadas, lord Mountbatten, asumió que todos los comandos había muerto, así que Hasler y Sparks fueron tratados con extrema sospecha. Hasler logró aclarar el asunto pero Sparks fue detenido, pero logró despistar a los guardias que lo custodiaban y tras pasar a visitar a su padre, fue al cuartel general de Operaciones Combinadas. Del resto del comando, siete fueron capturados y ejecutados posteriormente por los alemanes y el último comando murió ahogado.
Los héroes del "Cascarón de Nuez" eran Herbert Hasler, Bill Sparks, James Conway, Robert Ewart, Albert Laver, Bill Mills, John Mackinnon, David Moffatt, George Sheard y Sam Wallace.

Bill Sparks
Hasler falleció en 1987 y Bill Sparks en 2002.

Fuentes:
Mundo SGM
Historias de la Historia
Agregado Cultural
Historia para no dormir
El Gran capitán

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...