lunes, 7 de octubre de 2013

El prisionero de guerra que volverá al ferrocarril que se vio obligado a construir

Cliff Burgess, de 93 años, volará con otros veteranos y sus familias en un viaje a sus recuerdos como prisionero de guerra en el ferrocarril de Birmania.

Será la primera vez que verá las tumbas de sus antiguos camaradas que murieron en condiciones atroces durante la Segunda Guerra Mundial.



Es algo que quería hacer, mientras fuera capaz de hacerlo. A muchos de mis compañeros que sobrevivieron les hubiera gustado ir, pero ya no están aquí para poder hacerlo.
Cliff era artillero de la Artillería Real cuando fue capturado por los japoneses cuando Singapur cayó en 1942.

Se vio obligado a construir el camino entre Tailandia y Birmania, también conocido como el ferrocarril de la muerte debido a la cantidad de hombres que murieron trabajando en el.

Fue una tortura absoluta. Trabajábamos día y noche, y vivíamos de una dieta de arroz. A veces, sin motivo alguno nos golpeaban. No creo que ninguno de nosotros se librara algún castigo.


Se casó con Doris, de 93 años, un año después de regresar de la guerra. Ellos haran el viaje con sus hijas Sandra, de 66 años, y Mandy, de 59 años; que también son sus cuidadores.

La Lotería ha donado 40.975 libras para el viaje, organizado por el Consejo Nacional de Prisioneros de Guerra de Extremo Oriente y la Asociación para la Memoria.

Fuente:
Mirror

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...