sábado, 5 de octubre de 2013

Los refugios antiaéreos de Almería

Después de la primera bomba que cayó en Almería el 3 de septiembre de 1936, La ciudad comenzó a diseñar un proyecto de galerías subterráneas a través de la constitución de una Comisión Mixta de Refugios, dirigida por el arquitecto municipal Guillermo Langle Rubio. Los propios ciudadanos colaboraron en su construcción: poceros, obreros o carpinteros.


La estructura de sus pasillos medía 1,20 metros de ancho con una bancada corrida a lo largo de todo su recorrido. Los bancos se situaban a ambos lados en los pocos sitios donde la anchura de dos metros lo permitía. En el suelo, solo tierra.

Disponían de tubos de ventilación junto a las bocas de acceso, instalaron una iluminación con bombillas alimentadas por hilos de cobre. Además, los 60 centímetros de espesor de las paredes de hormigón lo convertían en un auténtico búnker. En uno de los pasillos se construyó un quirófano con azulejos en las paredes y mármol en el suelo.


En Almería cayeron 754 bombas hasta el 27 de febrero de 1939 en 52 bombardeos que dejaron 137 muertos y 227 heridos.

Desde 2006 es posible visitar los refugios. La galería principal fue rehabilitada y se recrearon el refugio, un almacén y un quirófano, que cuenta incluso con material médico de la época.

Más información sobre horarios y precios en la web del Ayuntamiento de Almería.

Fuente:
ABC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...