lunes, 14 de octubre de 2013

La última rendición alemana de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial terminó en Europa con la rendición incondicional del alto mando alemán el 7 de mayo de 1945 en Reims. Lo que poca gente sabe es que un diminuto puesto de avanzada olvidado del III Reich en el ártico a más de 3200 kilómetros de distancia de las ruinas de Berlín, fue el último en rendirse.
Svalbard, en realidad, nunca fue ocupada militarmente por las fuerzas alemanas en la Segunda Guerra Mundial. La guerra en Svalbard fue sobre todo contra el mal tiempo.


Debido a la pérdida de barcos y aviones por la falta de información sobre el clima, los alemanes en 1941 comenzaron a construir estaciones meteorológicas en tierras del círculo polar ártico.
Uno de los lugares elegidos para construir estaciones meteorológicas estaba en Svalbard, también conocido como Spitsbergen, debido a que el aire en Svalbard es fundamental en la determinación de los patrones del clima en el Atlántico Norte.


Esa información era vital para las "Manadas de Lobos" de U-Boote que navegaban por el Atlántico en busca de barcos aliados. Incluso ayudó con el último intento de derrotar a los aliados en el frente occidental, en la ofensiva de las Ardenas.

En 1942, una unidad aliada intenta desembarcar en Svalbard, fueron descubiertos por un FW Condor que hundió su embarcación. El resto de la guerra continuó tranquilamente en Svalbard.


La última estación se instaló en 1944 cuando el submarino U-307 desembarcó una unidad bajo el mando del teniente Wilhelm Dege en Svalbard. Durante casi un año se emiten informes del tiempo, hasta que recibieron el mensaje de que Alemania se había rendido el 7 de mayo de 1945.
Se les ordenó destruir todo, documentos e informes del tiempo.
Luego hubo silencio de radio.
El equipo quedó abandonado con sólo un bote de remos. Aunque tenían comida para 2 años la idea de estar atrapado en el Polo Norte, resultaba poco atractiva.
 

Enviaron señales con la esperanza de que alguien sintonizara en la frecuencia de las estaciones meteorológicas, pero las respuestas no llegaron nunca.

Finalmente decidieron el envío de señales en los canales de socorro aliadas. Los noruegos, finalmente se dieron cuenta de lo sucedido y un barco de caza de focas es enviado a Svalbard.
El buque llegó el 04 de septiembre 1945. Cuatro meses después de que terminó la guerra.


Aún se puede visitar la estación meteorológica, todavía está casi intacta y sirve como un refugio de emergencia.

Para saber más:
Wilhelm Dege, War north of 80; The last German Arctic weather station of World War II
Wikipedia
EinesTages
El Confidencial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...