viernes, 18 de octubre de 2013

Los restos del criminal nazi que ningún país quiere

Erich Priebke murió el viernes 11 de octubre a los 100 años, mientras cumplía arresto domiciliario desde 1998 por una condena de asesinato en masa, como el máximo responsable de la matanza de 335 civiles en las fosas Adreatinas, en las proximidades de Roma, en 1944. Ahora, ningún país en los que residió el criminal nazi quiere hacerse cargo del cadáver.


En esta semana de gestiones diplomáticas el papa Francisco I prohibió celebrar un funeral católico en Roma. Su cuerpo permanece ahora en un aeropuerto militar de Italia.

Estos asesinatos llegaron como represalia a un atentado perpetrado por los comunistas italianos en la vía Rasella en el que perdieron la vida 33 oficiales nazis. Los fusilamientos fueron ordenados directamente por Hitler. Según Priebke, los partisanos realizaron este atentado a sabiendas de que supondría una represalia posterior a la acción en la que morirían italianos y con la creencia de que levantaría una ola revolucionaria entre los vecinos de la capital.


Según una noticia reciente aparecida en el diario El País será enterrado en un lugar secreto, según su abogado, para evitar que la tumba sea profanada.

Fuente:
Siglo XXI
El País

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...