domingo, 25 de junio de 2017

Los errores alemanes en el Día D

Mientras que las operaciones del Día D de los Aliados no fue exactamente como estaba previsto, fue aún peor para la Alemania nazi.

El principal error fue la falta de independencia de Erwin Rommel. A pesar de que fue el principal responsable de la defensa de Normandía, Rommel, jefe del Grupo de Ejércitos B, no era el "comandante supremo" en el lado alemán, como Eisenhower lo era en el lado de los Aliados. Rommel estaba bajo el mando del Mariscal de Campo Gerd von Runstedt y, en última estancia de Adolf Hitler. Por otro lado la Kriegsmarine, la Luftwaffe, y las SS se hallaban más allá del control de Rommel.


Varios comandantes alemanes claves estaban ausentes de sus puestos durante las primeras horas críticas de 6 de junio de 1944. Creyendo que los Aliados no invadirían durante una violenta tormenta en el Canal de la Mancha. E l5 de junio, el almirante Theodor Krancke, comandante naval en el oeste, estaba de camino a Burdeos. El Mayor General Edgar Feuchtinger, comandante de la 21 ª División Panzer, se dirigía a París para ver a su amante; el comandante de la batería de Merville en el flanco oriental de la zona de invasión estaba en la cama con la suya. Rommel había dejado Normandía para un viaje de regreso a Alemania para el 50 cumpleaños de su esposa; El general Friedrich Dollmann, al mando del 7º Ejército en Normandía, había dejado su cuartel general para asistir a un ejercicio de juegos de guerra en Rennes, al igual que el general Heinz Hellmich, comandante de la 243ª División.

Otro gran error fue fomentado por los espías Aliados, en los que el principal agente era Joan Pujol; alias Garbo. Debido a falsas informaciones, los alemanes habían asumido que los desembarcos aliados vendrían en el Pas de Calais, ya que Calais estaba a sólo 20 millas del sureste de Inglaterra y se encontraba más próxima a la frontera alemana. También contribuyó al engaño la Operación Fortaleza.



Incluso después de que comenzara la invasión, los alemanes todavía creían que Normandía no era más que una distracción y que la verdadera invasión tendría lugar en Calais, debida a la Operación Fortaleza en la que Patton jugaba un importante papel. Patton había urdido un plan de engaño casi perfecto en el que se había creado una fuerza ficticia con tráfico falso radio y cientos de tanques, camiones, lanchas de desembarco, y aviones falsos en el sureste de Inglaterra, donde la gran fuerza sería descubierta por los aviones de reconocimiento alemanes. La presencia de Patton y la fuerza ficticia cerca de Dover convencieron aún más a los alemanes que la invasión tendría lugar en Calais.

Hitler, por otro lado, emitió una directiva a las fuerzas blindadas alemanas, que le ordenaba que se mantuvieron muy por detrás de las playas y sólo podían ser desplegadas por su orden personal. Para agravar la situación, Hitler, el 5 de junio, se había ido muy tarde a la cama y dio órdenes de que no fuera despertado. Su personal obedeció ciegamente ese orden y cuando Hitler finalmente se despertó, ya era demasiado tarde para detener la invasión.

Los alemanes no tenían capacidad para una predicción del tiempo fiable pues habían perdido sus barcos meteorológicos en el Atlántico Norte y la estación meteorológica en el norte de Labrador y la de Terranova, se quedó sin energía. Por ello los alemanes eran incapaces de ver la breve "ventana" que se produjo y que los aliados habían visto.



Respecto a la defensa de la costa también hay que tener en cuenta que muchas de las unidades costeras alemanas se compone de soldados reclutados en los países ocupados que no tenían ninguna intención de morir por Hitler y se rindieron con relativa facilidad. Por otro lado, depender tan fuertemente de defensas estáticas los alemanes había perdido la movilidad que necesitan para responder a la necesidad de cubrir huecos en las defensas.

A excepción de unas pocas y pequeñas unidades, la marina alemana estuvo ausente en el Canal de la Mancha, permitiendo que la gran fuerza naval aliada cruzara el Canal prácticamente sin obstáculos. La aviación alemana ya no tenía el control de los cielos. Varios escuadrones de cazas de la Luftwaffe en Francia se habían movido lejos del alcance de las playas de Normandía. Sin el control del aire, Alemania estaba condenada.

Para saber más:
General Patton
Le 70e
The Arts Desk
Stimulated Boredom

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...