sábado, 12 de mayo de 2012

Alcohol 1, modales 0

Al parecer, durante el transcurso de una fiesta, Winston Churchill se pasó con la bebida y golpeó accidentalmente a la diputada laborista Bessie Bradock.

La diputada Bessie Braddock en una oficina de reclutamiento.


Ésta no dudó en encararse con el primer ministro británico:
Mr. Churchill está usted desagradablemente ebrio.
Sin pelos en la lengua, Churchill le contestó:
Si, señora, yo estoy borracho y usted es muy fea, pero a mí se me habrá pasado mañana.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...