lunes, 21 de mayo de 2012

Hitler, o la paranoia por la imagen

Walter Frentz fue uno de los fotógrafos favoritos de Hitler y miembro de su círculo más íntimo. Frentz realizó muy buenas fotos en color del Führer y su círculo, algunas de ellas muy conocidas como la de Hitler paseando por el Berghof nevado seguido de Himmler y su negro séquito. Frentz retrató a todo el mundo del III Reich, hasta a Blondie, la perra de Hitler. Tambien tuvo el horroroso honor de acompañar a Himmler durante una matanza de los Einsatzgruppen en el Este.

Walter Frentz
Hoffmann, Frentz y Krieger; Benno Wündshammer, Arthur Grimm, Hugo Jäger y Franz Gayk, forman parte, a diferentes niveles, de la historia poco conocida de la fotografía oficial y de guerra que prácticamente siempre iban unidas durante el III Reich. Hitler fue siempre consciente del poder de la fotografía, como lo fue del cine. Vigilaba cuidadosamente, hasta la paranoia, su imagen y el uso que se le daba. Todas las fotografías en las que aparecía las revisaba personalmente. Incluso algunas de sus primeros tiempos permanecieron ocultas. Destacable es una en la que aparece ataviado con el traje tradicional japonés en 1936


El trabajo de Hoffmann, Frentz, Krieger y sus colegas no eran en absoluto objetivas, poseían una enorme dimensión propagandística. Todas están cargadas de ideología, llenas de mensajes y en absoluto, neutras o inocentes. Buscaban seducir, convencer, adoctrinar. Mostraban toda una teoría sobre la élite política, la raza, la guerra.
Todas las fotos de los nazis y el III Reich, provocan una atracción, quizás malsana, incluso después de tantas décadas.



Para saber más:
El País
Spiegel
Iconic Photos
Bundesarchiv

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...