domingo, 16 de febrero de 2020

El doloroso suicidio de Hitler

En el búnker de la Cancillería del Reich en Berlín, el 30 de abril de 1945, El Canciller del III Reich Adolf Hitler y su reciente esposa, Eva Braun, se suicidaron. Mientras, el Reich que el construyó y que duraría mil años, estaba en una ruina total. Los soldados del Ejército Rojo estaban terminando de arrasar la que fue su capital.

A la vez que Berlín caía en manos soviéticas, en los territorios que aún controlaban las fuerzas alemanas, Hermann Göering y Heinrich Himmler, intentaban salvar la vida y su posición ante los aliados occidentales.

Cuando Hitler pudo conocer la noticia de la muerte de su amigo y aliado Benito Mussolini y como su cadáver fue colgado boca abajo de una gasolinera de Milan, dijo a su circulo más cercano:
A mí no me cogerán ni vivo ni muerto. No me convertirán en un muñeco de feria ni se ensañarán con mis restos.
Sabía que si las tropas de Stalin lo tomaban como prisionero, le conducirían a Moscú y podría acabar como Mussolini, expuesto como un animal cazado.

Hacia las tres y media de la tarde Hitler ordenó a sus asistentes de las SS, el Sturmbannführer Otto Gunsche y el Obersturmbannführer Heinz Linge que hiciera guardia en la puerta y se encerró en su despacho junto a su esposa Eva. Pocos instantes después se escuchó un disparo. Gunsche entró y halló a la pareja. Eva estaba descalza, sentada en el sofá y con la cara apoyada contra el hombro de su marido y tenía las piernas encogidas sobre el sofá. junto a ella se hallaba una pequeña pistola regalo de Hitler y un jarrón caído. Hitler, sentado, apoyaba su cabeza en el respaldo. Sangraba por la sien; en su boca había restos de cristal de la cápsula de cianuro. Su mano derecha colgaba inerte y bajo ella, en el suelo estaba la pistola Walter PKK con la que había disparado. En su mano izquierda tenía una fotografía de su madre Klara.

El veneno que utilizaron para cometer el suicidio era cianuro, como buena parte de los dirigentes y oficiales del III Reich que eligieron suicidarse, lo que alimentó la creencia de que el cianuro era un veneno rápido e indoloro. Es rápido y letal, pero de ningún modo indoloro.

Con solo 50 microgramos de polvo el cianuro produce la muerte entre uno y quince minutos. El veneno, que huele a almendras amargas, impide que el oxígeno que transportan los glóbulos rojos de la sangre llegue a las demás células del organismo, de modo que afecta rápidamente al corazón y cerebro, los órganos más necesitados de oxígeno. Las células carentes de oxigeno fermentan y crean ácido láctico, que no puede ser eliminado. El exceso de ácido láctico causa dolor muscular y calambres. El veneno provoca, rápidamente, parálisis respiratoria, convulsiones, sensación de quemazón interna y ahogo. De todo menos una muerte plácida.

Hitler eligió el cianuro por consejo del médico de las SS Werner Haase. Previamente lo probó con "Blondi", su perra pastor alemán, que murió casi al instante. Después, Hitler distribuyó ampollas de veneno entre algunos de los que le acompañaban en el búnker de la Cancillería.

Hitler se había suicidado casi con el mismo compuesto empleado para dar muerte a miles de personas en los campos de exterminio. El Zyklon B, al contacto con el agua, produce gas de cianuro de hidrógeno.

El 1 de mayo Magda Goebbels asesinó a sus hijos pequeños y posteriormente se suicidó con su marido Joseph, el Ministro de Propaganda, por el mismo método que su admirado Führer. Semanas después, Himmler se suicidó también con cianuro tras ser hecho prisionero. Y al cabo de unos meses hizo lo mismo Göering, horas antes de que se fuera a cumplir su sentencia de muerte en la horca emitida por el Tribunal de Nüremberg. Aún perdura el misterio de como pudo conseguir la capsula de cianuro.

Hay cientos de teorías sobre el destino del cadáver de Hitler y sobre si realmente no se suicidó y escapó fuera de Alemania, pero esa es otra historia. La versión oficial es que sus ayudas de cámara trasladaron los cuerpos al exterior del búnker, rociados con gasolina y posteriormente quemados.

Para saber más:
Hasta el último momento: La secretaria de Hitler cuenta su vida, de Traudl Junge y Melissa Müller
SciELO
Como Morir
UAEH
Bioquímica: libro de texto con aplicaciones clínicas
La Razón

21 comentarios:

  1. Muy interesante el artículo, yo personalmente no sabía que Eva se había disparado también, ya que no existe mucha bibliografía al respecto, y en muchas de ellas solo se menciona lo del envenenamiento con cianuro.

    ResponderEliminar
  2. En lo personal. No creo que adolf e Eva se hayan suicidado ..un plan de escape ..otra vida con otro nombre obviamente. pero millonario y hasta quizás con alguna cirugía facial ...este tipo tenia todo pensado no creo que su final fue en la cancillería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tuya es una de las muchas teorías que se barajan sobre el final de Hitler

      Eliminar
  3. Excelente artículo, la historia narra del suicidio pero es sabido que en Argentina las historias de un señor alemán parecido a Hitler se han contado por años. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abel Basti ha escrito mucho sobre esas teorías. Tambien se dice que pasó por España y Portugal y que estuvo en Brasil.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. el no queria que le hicieran como a musolini sabia de la crueldad de los rusos en mi opinion personal no creo que hayan huido no tenian como ya estaban rodeados por los rusos y aliados todo estaba destruido y en lo referente a sus cuerpos los rusos solo lo aben y nunca sabremos donde estan es el trofeo de los rusos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de tu opinión. De hecho Hitler se lo dijo a gente muy cercana a el.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. No quería ser víctima de la crueldad de los Rusos. Pobrecito, Adolf, que injusta es la vida. Tenían que haberlo agarrado vivo, perdonarlo y levantarle un monumento a la locura y al genocidio.

      Eliminar
  5. Interesante artículo, aunque por lo que he leído por ahí hay una infinidad de teorías y ninguna certeza de que hasta la oficial sea cierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debido al hermetismo del gobierno soviético, han florecido multitud de teorías. La secretaria de Hitler, afirma que se suicidó en su libro "Hasta el último momento: La secretaria de Hitler cuenta su vida". Tambien lo afirman Heinz Linge y Otto Günsche, asistentes de Hitler; Rochus Misch, operador de radio del búnker y Artur Axmann, jefe de las Juventudes Hitlerianas. Pero aún así siempre queda un atisbo de duda.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  6. ante cada hecho histórico, siempre existen las teorías conspirativas... y en tiempos modernos, eso se traduce en $$$ para quienes investigan, escriben libros, dictan conferencias, filman películas, etc, etc, etc. Yo no creo que, con su personalidad, Hitler haya terminado sus días en el anonimato en un país lejano, disfrazado, operado, oculto o ignorado... pero en fin, de todo hay en la viña del Señor, tanto para el que cree en la versión oficial como para aquellos que dudan de todo... abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente todo lo que rodea a Hitler está lleno de polémica y da dinero. Yo tampoco creo que huyera.

      Eliminar
  7. Viendo la foto de Hitler y Eva Braun me pongo a pensar qué hubiera sido de sus vidas si Hitler no hubiera caído en semejante estado paranoico y psicopatico de apropiarse del mundo arrasando gran parte de la humanidad tal vez se hubieran acabado siendo una pareja feliz rodeada de hijos y el nombre de Hitler no hubiera significado el sinónimo de demonio destructor.... Lástima pero aún es un misterio qué pasó con la Alemania de aquella década que sin llegar a la guerra ya era poderosa y lo hubiera sido muchísimo más incluso que los propios Estados Unidos con toda la superindustria que poseía y los supergenios que tenía pero se interpuso la maldad de un hombre talvez poseído yo creo, sólo creo poseído por algún malvado ser extraterrestre porque es incomprensible que un pobre diablo que no valía nada pudo primero apropiarse de la gran Alemania juego de Europa casi arrasa Rusia y después el resto del mundo era fácil de comerce... Si se ponen a pensar y se preguntan qué pasó?... No encontrarán respuestas positivas viables satisfactorias... Tal vez fue la década en la que el infierno se abrió y dio pasó a sus demonios más feroces y sanguinarios para destruir la humanidad..... Qué pasó?....

    ResponderEliminar
  8. Hay otra teoría que dice que Hitler estuvo un tiempo viviendo en Argentina, según relatos de personajes de la farándula de la época. Como hay otras tantas también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una teoría muy extendida. Tambien se dice que pasó por España.

      Eliminar
  9. Seguramente Hitler vive junto a Elvis Presley.

    ResponderEliminar
  10. 1. No comparto que Hitler haya probado la pastilla o ampolla de cianuro con Blondie, su amada pastor. Adelantó su final para evitar que sufriera sin la presencia de su dueño. 2. Al morir junto a Eva y con la fotografía de de su madre a quien idolatraba, demostraba que era humano, a diferencia del maniático de Josef Stalin. 3. Será un misterio el fin y el destino de los restos del Fuhrer. Saludos

    ResponderEliminar