viernes, 1 de marzo de 2013

El Stalin que se entregó a los nazis

Durante décadas se pensó que el teniente mayor Yákov Iósifovich Dzhugashvili, el hijo mayor de Stalin, fue hecho prisionero por los nazis en el campo de batalla y que su padre se negó a darle un tratamiento especial o aceptar un intercambio de prisionero, para mantener alta la moral de las tropas del ejército rojo. Pero un documento que el diario alemán Der Spiegel ha publicado prueba que Stalin supo desde el primer momento que su hijo en realidad había desertado. El documento incluye un informe con fecha del 26 de julio de 1941 redactado por el comisario político Alexei Rumyanzev y dirigido al director político del ejército rojo, en el que presenta a Yákov como un héroe.


El 14 de julio de 1941 Yákov se deshizo de su uniforme y enterró su documentación antes de avanzar hasta las lineas alemanas y entregarse.

El 21 de julio se envió una unidad motorizada, en busca del hijo de Stalin, hasta el lugar donde podría haber sido capturado y en el lugar se encontraron con un soldado que dijo haber escapado vivo con Yákov. El comisario Rumyanzev le interrogó y anotó la declaración del soldado:
Juntos decidieron enterrar su documentación bajo tierra y cambiar sus uniformes por ropas civiles. Cuando llegaron a la orilla del lago, el camarada Yákov dijo a su compañero que siguiera caminando y le dijo que él iba a quedarse un rato a descansar.
En este punto, el relato sugiere que Yákov se dejó apresar por los nazis.



En 1941, luchar en el ejército rojo significaba morir. Las tropas eran enviadas al frente sin entrenamiento ninguno y en las tres primeras semanas de guerra murieron en combate 1,3 millones de soldado rusos. Los informes enviados por la división del hijo de Stalin contienen indicios de incertidumbre u desesperación:
28 de junio.
Los soldados arden en deseos de entrar en batalla con los asesinos fascistas. Sin embargo, también hay estados de ánimo negativos. Dicen que los alemanes son unos soldados muy experimentados y es difícil luchar contra ellos Unos 300 hombres de los niveles medios de las sección han desaparecido. unos 800 suboficiales han desaparecido. Falta el 35% de los camiones previstos y solo contamos con el 24% de los camiones cisterna y el 53% de los vehículos blindados.
El primer interrogatorio que realizan los nazis a Yákov fue el 18 de julio y su transcripción, que está plagada de criticas al ejército rojo, fue hallada en los archivos del Ministerio de Aviación de Berlín tras la guerra, aunque es muy posible que fuera manipulada pues incluso hicieron circular algunas fotografías en las que posaba con uniforme alemán de las SS.
(...)Pregunta: ¿Cuales son las razones de la mala forma física de su ejército en la lucha?
Respuesta: Las decisiones imprudentes de nuestros lideres. Acciones estúpidas e idiotas. Nos envían directamente hacia el fuego enemigo sin estrategia de lucha.(...)

La odisea de Yákov Iósifovich Dzhugashvili en los campos de concentración alemanes duró casi dos años. De Hammelburg fue trasladado a Lübeck en la primavera de 1942, y finalmente acabó en Sachsenhausen, donde fue descubierta su identidad. A finales de 1943, durante un paseo cerca del barracón, Yákov se negó a cumplir la orden de un soldado de guardia de entrar dentro del mismo y se dirigió a través del sendero neutral al alambre. Gritó al centinela: '¡Dispara!'. El centinela le disparó a la cabeza y le abatió.



Fuentes:
Diario El Mundo (24/2/2013)
Wikipedia
RT
RT
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...