lunes, 11 de marzo de 2013

El pasado Nazi de la Filarmónica de Viena

La Filarmónica de Viena estuvo dirigida en los años 50 y 60 por un exnazi de las SS y colaborador de la Gestapo y altos jerarcas nazis recibieron la más alta distinción de la Orquesta Filarmónica, el Anillo de Honor, como Arthur Seyss-Inquart, gobernador general de Austria durante 1942 y a 21 años del fin de la Segunda Guerra Mundial a Baldur von Schirach, poco después de salir de la cárcel de Spandau.

Nazi de la Filarmónica de Viena
Hitler y Martin Bormann en un concierto de la filarmónica
La mitad de los músicos de la Filarmónica de Viena eran miembros del partido nazi (NSDAP) durante la Segunda Guerra Mundial y muchos de ellos se unieron antes del Anschluss cuando Alemania incorporó a Austria en 1938.

En la filarmónica hubo purgas en esos años. Trece músicos activos y otros tres jubilados fueron deportados u obligados a huir durante el nazismo. Cinco músicos judíos fueron asesinados, otro murió a consecuencia del desahucio de su casa y otro falleció ante la amenaza de la deportación. Once miembros de la orquesta casados ​​con mujeres judías o considerados mischlinge (medio judíos) estuvieron siempre temiendo la revocación de su "permiso especial".

Nazi de la Filarmónica de Viena
El tradicional Concierto de Año Nuevo fue creado como un instrumento de propaganda del régimen nazi en 1939. El Concierto de Año Nuevo ayudó a promocionar la deseada imagen de una Austria aria, aprovechando el prestigio de la Filarmónica de Viena como un plan del ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels de dar normalidad a la pantomima electoral que supuso el Anschluss. Goebbels escribió en sus diario que la capital austriaca debería ser vista como una ciudad de cultura, música, optimismo y cordialidad.

Hasta 2013 la Filarmónica no comenzó a aceptar finalmente su pasado nazi. En el concierto de Ano Nuevo de 2020 se ha interpretado la Marcha de Radetzky, de Johann Strauss sin los arreglos realizados por el austriaco Leopold Weninger, miembro del partido nazi que compuso numerosas obras de exaltación nacionalsocialista. En 2020 se cumplen 250 años de la muerte del genial músico Ludwig van Beethoven, que de algún modo participó en la Segunda Guerra Mundial.

Para saber más:
Wiener Philharmoniker
La Vanguardia
Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario