miércoles, 19 de junio de 2013

Cocaína, semen de toro y flatulencia: La vida secreta de Adolf Hitler

A través de una serie de informes realizados por el Dr. Erwin Giesing, uno de los médicos de confianza de Hitler, se han conocido nuevos detalles sobre su salud, así como descubrir que se le suministraba cocaína para tratar algunas de sus enfermedades, como el dolor de garganta.


La flatulencia era uno de los problemas que más preocupaban a Hitler, algo que le resultaba realmente incomodo y que le obligaba a estar solo en michas ocasiones.

Otro hecho curioso es que también era tratado con esperma de novillo, que se le suministraba a través de inyecciones, debido a problemas sexuales. Este hecho corrobora lo que muchos historiadores han dichos sobre la falta de sexualidad del dictador, aunque tuviera gran éxito entre las feminas.

También se ha dicho en multitud de ocasiones que a Hitler le faltaba un testículo (al igual que se ha comentado sobre Franco), pero en los informes del Dr. Giesing no hay mención alguna a este hecho.

Fuente:
Premiere

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...