jueves, 13 de junio de 2013

Jazz contra el Tercer Reich

En los años treinta, Hitler decretó que el jazz era una “música degenerada”. Aunque, ya iniciada la Segunda Guerra Mundial, tuvieron que permitir que siguieran actuando orquestas y combos de jazz: lo exigían sus propios soldados.


Pero no podían competir con los norteamericanos. Como parte del proyecto "V-Discs", los principales solistas y orquestas de jazz grabaron discos exclusivos para los soldados. Los famosos Discos de la Victoria tenían una duración mayor al de las grabaciones convencionales y transmitían animos a los soldados de parte de los intérpretes.


Los "V-Discs" no podían tener un uso comercial; cuando dejaron de fabricarse, se destruyeron los masters y las placas que habían sobrevivido. Afortunadamente, algunos coleccionistas se negaron a esa barbaridad y conservaron algunas copias. Esos discos clandestinos, posteriormente “legalizados”, son la base del programa "El Amplificador: jazzmen tocando y cantando gratis para mantener la moral de los soldados que luchaban contra el Eje de Alemania, Italia y Japón. Una historia, una música extraordinarias.


En La web AncestricPaths.com se pueden escuchar multitud de ellos.

Fuente:
El País
El Amplificador

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...