sábado, 29 de junio de 2013

Tintin en el contexto de la Segunda Guerra Mundial

Seguro que si todos los admiradores de Tintín han leído Las siete bolas de cristal. No como Hergé, la imaginó y la publicó en plena Segunda Guerra Mundial.


Fueron en origen 153 tiras en blanco y negro que luego modificaría y remontaría para crear las 48 primeras páginas del álbum en color que hoy conocemos.


Si observamos la segunda página del álbum, Tintín pasea por el campo y su fiel Milú corretea alegremente delante de él. En la viñeta siguiente todo ha cambiado: el fox terrier avanza disciplinado y con el semblante serio. Nada en la historieta justifica el cambio, salvo que 12 viñetas acabaron siendo suprimidas del original.

La versión original apareció en el diario belga Le Soir, controlado entonces por la propaganda nazi. Cuando el 3 de septiembre de 1944 Bruselas fue liberada, la historieta se interrumpió bruscamente; a Hergé se le prohibió publicar y tuvo que explicar ante los tribunales su actitud durante la guerra y el fantasma del colaboracionismo le perseguiría durante toda su vida.


Muchos se han preguntado por qué colaboró con un periódico en manos de los nazis, pero Hergé aceptó la oferta de Le Soir porque si las primeras historietas de Tintín se publicaron en un semanario de 15.000 ejemplares, Le Soir llegaba a 300.000. Además, sin La estrella misteriosa, El secreto del Unicornio, El tesoro de Rackham el Rojo y Las siete bolas de cristal, quizás no exitiria Tintín.

Fuente:
Juventud 1
Juventud 2
La Vanguardia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...