martes, 2 de julio de 2013

40 años aislados del mundo

Una familia rusa nunca había oído hablar de la Segunda Guerra Mundial. Ni de la invasión de la Unión Soviética. Ni del viaje al espacio de Yuri Gagarin. Vivían en la taiga Siberiana, sin ningún contacto humano durante más de cuarenta años, desde 1936 a 1978.


En la Taiga los veranos son extremadamente cortos, la nieve y el hielo lo cubre prácticamente todo. No es de extrañar que durante esos 40 años, la familia nunca se encontrara con soldados o escuchara un solo avión. Estaban a miles de kilómetros de cualquier frente de batalla, vivían en una choza de madera, sin enterarse de como el mundo se desangraba en una larga guerra mundial.

Los Lykov pertenecían a una secta Ortodoxa Rusa perseguida por los zares y los soviéticos de los que escaparon en 1936, después de que una patrulla del Ejército Rojo matara al hermano del cabeza de familia, Karp Lykov. Junto con su esposa, Akulina y sus hijos Savin de 9 años, y Natalia de 2, Karp huyó a las montañas con solo unas pocas pertenecians. En los 40 la pareja tuvo dos hijos más, Dmitry y Agafia.


La familia  vivió ignorando totalmente de lo que sucedia en el mundo, hasta que un grupo de científicos soviéticos los encontró en 1978.

Fuente:
Smithsonian
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...