miércoles, 10 de julio de 2013

Las últimas víctimas de la batalla de El Alamein

Los Aliados y las fuerzas del Eje, se marcharon hace más de 70 años de El Alamein, pero atrás dejaron un legado de minas y municiones sin explotar, y un reguero de miles de muertos y mutilados a lo largo de los años.

Saber cuántos artefactos explosivos quedan enterrados en las arenas del Desierto Occidental es una tara casi imposible, aunque se calcula que ronda los 17 millones. Una cuarta parte de esta contaminación se debe a las minas, la mayoría antitanque, y el resto son obuses y explosivos que no llegaron a detonarse.


Desde que se comenzó a elaborar un registro en 1981 se han producido 8.313 víctimas, con más de 700 muertos. La mayoría de las víctimas son hombres adultos, pero un 4% son niños, que confunden un explosivo con una lata vieja y oxidada a la que dan una patada, o a los que la desgracia sorprende jugando al fútbol.

Es imposible determinar dónde se encuentran enterrados los artefactos explosivos. Principalmente por las más de 287.000 hectáreas de desierto, que se extiende desde la costa del Mediterráneo hasta la depresión de Qatara, además de las proximidades de la frontera con Libia y en los alrededores de la localidad de Marsa Matruh, donde el viento y las dunas vuelven a esconder los explosivos que ya habían sido identificados. Pero también la inexistencia de mapas que indiquen dónde se encuentran exactamente las minas, instaladas por británicos y alemanes en 1942.


El camino de El Alamein era el único paso para llegar por tierra a El Cairo y el vital Canal de Suez, ya que la depresión de Qatara, con sus lagos de sal y escarpados barrancos, hacía imposible el paso a las divisiones panzer del alemán Erwin Rommel. El «zorro del desierto», en su primera retirada del frente de El Alamein, terminó de plantar los «jardines del diablo», un reguero de minas que hoy aún dejan víctimas inocentes.

El gobierno egipcio, con la colaboración del gobierno alemán y otras instituciones, finalizó, el pasado mes de marzo, el desminado de una zona de unas 12.000 hectáreas cerca de El Alamein. Los explosivos no sólo siguen causando víctimas, además han frenado el desarrollo de esta región, donde se esconden yacimientos de petróleo que los expertos calculan en 4.800 millones de barriles.


Fuente:
ABC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...