sábado, 13 de julio de 2013

Churchill, Nobel de literatura para un gran estadista del siglo XX

Sir Winston Churchill logró el rarísimo honor de obtener el mayor premio que distingue a un escritor siendo político. Fue en 1953 y el comité elector de los premios le otorgó el galardón "por su maestría en la descripción biográfica e histórica, así como por su brillante oratoria en la defensa exaltada de los valores humanos".


Entre los méritos, se reconocieron tanto sus memorias escritas tras la guerra, como sus discursos durante la Segunda Guerra Mundial, entre los que destaca su famoso "Sangre, Sudor y Lágrimas" que Churchill dirigió al pueblo británico para enardecer su capacidad de aguante y valor patriótico cuando la guerra ya se encontraba en su primer año. En realidad la frase no es exactamente igual en dicha alocución, pues aparece así: "I have nothing to offer but blood, toil, tears and sweat" ("nada puedo ofrecer aparte de sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor" ). Y tampoco fue el primer minitro inglés el autor original, ya que lo copió del discurso de Theodore Roosevelt, siendo secretario de Marina, pronunció el 2 de junio de 1897 en la academia norteamericana de Guerra Naval. Aunque tampoco el politico norteamericano fue el autor, puesto que, al parecer, el primero en usarla fue Guiseppe Garibaldi en Roma, en 1849, ante su ejército.

A pesar de recibir tan importante galardón, le decepcionó el premio porque esperaba el Nobel de la Paz, así que ni siquiera acudió a recogerlo.
Curiosamente a comienzos de 1939 el parlamentario sueco Erik Brandt propuso a Adolf Hitler como candidato al Premio Nobel de la Paz basándose en que en 1938 se pactaron los acuerdos de Múnich para poner fin al problema de los Sudetes. [Más información]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...