jueves, 25 de julio de 2013

La guerra en Europa no acabó con la caída de Berlín

Tras la firma de la rendición alemana Europa estaba en ruinas, sin fronteras ni gobiernos y en donde todo era caótico: Casi no circulaban trenes ni vehículos a motor. Los único medio de comunicación que funcionaban era la radio y el boca a boca. No había bancos, el dinero carecía de valor.

La ley y el orden casi habían dejado de existir. Reinaba la anarquía, algunos buscaban sustento a punta de pistola y se asesinaba por un simple pedazo de pan duro.


Las mujeres sufrieron mucho, se prostituían a cambio de protección y comida. Los niños deambulaban por las calles solos y desamparados.  La supervivencia estaba por encima de todo.  La derrota del III Reich y sus aliados había dejado un continente apocalíptico, donde los vencedores intentaban instaurar el orden de nuevo. Europa era un paisaje infinito por donde los refugiados viajaban buscando pueblos o ciudades que ya no existían.

Aunque la guerra había terminado, la paz no se había llegado totalmente a Europa. Gracia y Yugoslavia tuvieron sendas guerras civiles y la Unión Soviética acabó por ocupar media Europa con gobiernos títeres en países como Polonia, Checoslovaquia o Rumanía.


Los Estados Unidos y Gran Bretaña comenzaron la desnazificación (eliminar a todos los elementos nazis del nuevo estado de Alemania Occidental), era una obra titánica; dos millones de funcionarios, libres de un pasado nazi, no se conseguían fácilmente.


Han pasado dos largos años y la reconstrucción seguía siendo una tares muy difícil y la Paz definitiva, algo casi imposible, un nuevo conflicto entre la Unión Soviética y Estado Unidos comenzaba, la Guerra Fría.

Fuente:
Wikipedia
La Aventura de la Historia (julio 2013)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...