domingo, 31 de marzo de 2013

George Clooney rueda su nueva película, 'The monument men' en Berlín

George Clooney ya ha iniciado el rodaje de "The monuments men" en los estudios Babelsberg, de Berlín, con un gran hermetismo, donde nadie puede ver a las estrellas; George Clooney, Matt Damon, Cate Blanchett y Bill Murray.


Están rodando en una nave que está completamente aislada del público donde nadie puede entrar y está prohibido acercarse. Son la reglas de Hollywood. Prohibido hablar con George Clooney, el director, también protagonista, co-guionista y productor.

El rodaje en Babelsberg durará hasta junio, durante el que un equipo de más de 500 personas que Babelsberg puso a disposición de la productora norteamericana. Y a los que el secretismo también afecta, ya que hasta los extras tienen la obligación de guardar silencio sobre los detalles del rodaje.


"The monuments men", con un presupuesto de unos 60 millones de euros, cuenta las aventuras de un comando especial del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial que tiene la delicada y peligrosa misión de infiltrarse en la retaguardia alemana, y en los territorios liberados, para localizar y recuperar las obras de arte robadas por el régimen nazi en toda Europa.

Según Clooney:
“El presidente Roosevelt reunió a un grupo de hombres, casi todos mayores de 50 años, entre ellos el director del ballet de Nueva York y un ex director del Museo Metropolitano y los mandó a desembarcar en Normandía tras decirles: ’Id a buscar obras artísticas!’. Es una gran historia y va a ser divertida”.

Los miticos estudios Babelsberg son el lugar del nacimiento cinematográfico de Marlene Dietrich y escenario de filmes clásicos como Nosferatu, El gabinete del Doctor Caligari o Metrópolis.


Los estudios estaban prácticamente desahuciados hasta que en 2004 llegó Matt Damon para rodar El mito de Bourne y poco después Tom Cruise para filmar Valkiria.
Cuando Quentin Tarantino pisó la nave "Marlene Dietrich", donde filmó gran parte de Malditos bastardos, se arrodilló y acarició con pasión el suelo.


Fuente:
El País

sábado, 30 de marzo de 2013

Lectura recomendada: El libro negro de la humanidad

Matthew White se ha hecho mundialmente famoso por su esfuerzo en identificar las peores matanzas de la historia y por cuantificarlas: por establecer el número de las víctimas de cada uno de los acontecimientos que estudia, desde la segunda guerra persa y las campañas de Alejandro Magno, hasta los genocidios de Ruanda y del Congo. Establecer los números de los muertos en cada una de las guerras y las matanzas es un atroz pero crucial ejercicio, necesario para contestar preguntas como: ¿Ha sido realmente el siglo XX el más violento de la historia?
¿Cuál ha sido la causa de los mayores sufrimientos humanos: las religiones, los tiranos, el capitalismo, el comunismo, la lucha por los recursos o por el territorio?
Sin conocer con certeza los números de las víctimas no podemos ni siquiera comenzar a contestar estas preguntas.


Matthew White es el autor del "Historical Atlas of the 20th Century", que ha merecido varios premios. Su base de datos de estadísticas de atrocidades se ha convertido en la sección más popular y ampliamente citada del Atlas, y ha sido referencia en cerca de cincuenta libros.


Compra el libro en:
Planeta de Libros

viernes, 29 de marzo de 2013

Nazis en el Madrid de los cincuenta

Eran nazis protegidos por el gobierno de España que se movían libremente por el Madrid de la década de 1950, por restaurantes, bares o cafés como: Chicote, Horche, Lhardy, Pasapoga; o lugares como el jardín botánico, el Museo del Ferrocarril, la estación de Atocha, la plaza Mayor o la de Santa Ana. Alemanes que colaboraron activamente en el régimen de Hitler encontraron cobijo, acabada la Segunda Guerra Mundial, en la España de Franco. Se convirtieron en hombres y mujeres que vivían sin problemas en un país empobrecido tras la Guerra Civil y que aparentemente fue neutral durante el confito mundial. Uno de los nazis más conocidos fue Otto Skoezeny que falleció en 1975, en Madrid, a los 67 años siendo un nacionalsocialista convencido hasta el mismo día de su muerte. A muchos otros se les facilitó su fuga a terceros países, como Argentina o Brasil.

Terraza La Suiza en la Plaza de Santa Ana
Sirva como ejemplo que el gobierno de Franco dejó que los alemanes sacasen de las minas gallegas y leonesas, wolframio, un elemento químico fundamental para endurecer el acero, especialmente los proyectiles antitanque, y los blindajes de los panzers.
España pasó de seis empresas que se dedicaban a la extracción del wolframio, a comienzos del los años treinta, a un centenar durante la Segunda Guerra Mundial. El Gobierno consiguió a cambio 87.422 kilos de oro, robado por los nazis en los países ocupados, y muchos de los lingotes tenían grabada la cruz gamada. Buena parte de ese oro se ha perdido.

En Madrid se estableció SOFINDUS, un conglomerado de empresas alemanes, que utilizaba testaferros para poder sortear las normas que establecían que solo el 25% de una empresa radicada en España podía ser de capital extranjero. Algunos de esos testaferros eran personajes muy próximos al régimen.

El restaurante madrileño Horche
Además de los nazis un buen número de alemanes afincados en España ayudaron a los aliados como espías o ayudando a judíos y refugiados a huir, hacia América, del III Reich. Como pasó en los sótanos de la cafetería Embassy.

Para saber más:
Nazis en Madrid, de Peter Besas
El País
Telemadrid

jueves, 28 de marzo de 2013

La catedral favorita de Hitler

Los tambores de guerra ya tronaban en las postrimerías de la Segunda Guerra mundial cuando adquirió, en 1939, "La Catedral de Naumburg". Pagó 3500 ReichMarks y la colgó en las paredes de la Cancillería. Su autor Karl Walther, era un artista emergente y uno de los pintores preferidos por el III Reich: entre 1937 y 1944 vendería veintiocho obras en la Gran Exposición de Arte Alemán impulsada por las instituciones culturales nacionalsocialistas.


El cuadro La catedral de Naumburg (Naumburg Dom), que había sido subastado varias veces en los últimos años, la última vez por 540 euros, se vendió el 4 de marzo en la casa de subastas alemana Wendl; donde un comprador anónimo pagó por él 22.000 euros.  El final de un camino para un óleo que, después de la cancillería, estuvo expuesto en diferentes instituciones y que al finalizar la Segunda Guerra Mundial fue recuperado por los "Monuments Men" aliados en una mina de sal junto a otras obras de arte ocultas por los nazis.


Fuente:
La Aventura de La Historia

miércoles, 27 de marzo de 2013

Obligados a vender sus medallas para subsistir

El piloto Branse Burbridge luchó durante la Segunda Guerra Mundial y aunque al principio se declaró objetor de conciencia, llegó a ser un héroe de guerra cuando en una de sus misiones nocturnas derribó a cuatro aviones de la Luftwaffe.


Ahora tiene 92 años, sufre alzheimer. Para pagar su estancia en la residencia para ancianos donde vive, su familia se vio obligada a subastar algunas de sus pertenencias: la cazadora, el diario de vuelo e incluso las medallas.

No es es el único caso. Aunque es cierto que estos veteranos reciben una pensión libre de impuestos, la vida es tan cara que esa asignación a veces no alcanza ni para pagar la calefacción o la comida. Incluso se estima que una de cada diez personas sin hogar es ex militar.

A los políticos les gusta conmemorar las gestas bélicas, pero en cambio olvidan a aquellos que las protagonizaron. Los veteranos de guerra británicos libran hoy en día una nueva lucha. Esta lucha no es muy diferente de la que se llevaba a cabo en los campos de batalla. Hoy, como entonces, luchan para sobrevivir. Pero ahora no tienen más remedio que vender sus pertenencias y los recuerdos de todo aquello por lo que lucharon.



Fuente:
RT

martes, 26 de marzo de 2013

Carne enlatada hace más de 65 años es comestible

Unas latas de carne y manteca de cerdo envasadas hace más de 65 años como parte de ayuda humanitaria de EEUU a Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, son aptas para su consumo, Diversos especialistas analizaron las latas que guardaba en su despensa el farmacéutico Hans Feldmeier.

Lata con pan de una ración de combate de la Segunda Guerra Mundial

Feldmeier decidió comprobar si el contenido de las latas era comestible después de tantos años caducada. El anciano farmacéutico entregó las latas envasadas hace 65 años a las autoridades sanitarias de Alemania que llegaron a la conclusión de que a pesar de una ligera merma en aroma y sabor de la manteca, la calidad del producto es satisfactoria. La presencia en la lata de conservantes como el ácido cítrico y la resina de guayaco que poseen efectos antioxidantes, fueron clave para la buena conservación del alimento.

Fuente:
Suministros Emergencias
Der Spiegel
Die Welt

viernes, 22 de marzo de 2013

El refugio antiaéreo del parque del Retiro

Junto a la verja de la avenida de Menendez Pelayo, frente a la calle de Ibiza, por el interior del parque, se encuentra un pequeño espacio rectangular enmarcado por un reborde de piedra tapada por planchas de acero. Los visitantes del parque madrileño no pueden imaginar que pisan el acceso a un refugio antiaéreo construido en la Guerra Civil. La familia de un capataz del parque utilizó el refugio para protegerse de los bombardeos del Ejército franquista sobre Madrid.


Los refugios como el del Retiro solían ser pasillos estrechos, de entre un metro y metro y medio de anchura por 1,80 de altura, de techo abovedado forrado de ladrillo, con tierra encima hasta la cota del suelo y su profundidad era variable. Acostumbraban a tener casi siempre forma de “U” y contar siempre con dos accesos, para facilitar la entrada y la evacuación, aunque este no es el caso. Junto al refugio, en los muretes que soportan las verjas del recinto, se ven aún impactos de fusilería.

Nota adicional (29/11/2016):
En el diario digital Público aparece una noticia en la que este refugio ha sido abierto para poder ver la posibilidad de abrirlo al público. La información completa aquí: Público

Diario Público
Para saber más:
El País 
Público

jueves, 21 de marzo de 2013

Stukas en el castillo de Montjuïc

En el Castillo de Montjuïc, en Barcelona se presenta la exposición, en una de las remozadas salas del Patio de Armas, Experiments de la Legió Còndor a l'Alt Maestrat 1938, eminentemente fotográfica, documenta los despiadados bombardeos que lanzó la aviación alemana del bando franquista sobre varias poblaciones de esa comarca de la Comunidad Valenciana, en Castellón.

El piloto Ernst Bartels y su copiloto Fleisch, en su Stuka. / COLECCIÓN HERIBERT GARCIA

El Grupo de Recuperación de la Memoria Histórica del Siglo XX de Benassal, entidad responsable de la exposición (hasta el 12 de mayo), se propuso investigar el episodio y encontró la clave del enigma de los bombardeos en el libro La Guerra Civil Española, de Antony Beevor.  Beevor, basándose en los diarios de Wolfram Von Richthofen, el jefe de la Cóndor, una de sus principales fuentes, explica cómo la Luftwaffe alemana aprovechó la contienda como banco de pruebas para sus nuevos aparatos y técnicas. Beevor cita concretamente las cuatro poblaciones valencianas y de qué manera la Cóndor las atacó para luego fotografiarlas y evaluar científicamente las pautas de los bombardeos y el monto de la destrucción. Les interesaba sobre todo a los alemanes verificar la precisión de los bombardeos de los Stuka, con bombas de 500 kilos. Según Beevor el arma de mayor importancia psicológica que ensayó la Cóndor en España fue el Junker 87 Stuka.

Ares Antes y después del bombardeo



Los investigadores del Grupo de Recuperación de la Memoria Histórica encontraron en los archivos alemanes un informe sobre los bombardeos de las cuatro poblaciones, con 65 fotografías. En él se basa la exhibición que a través de 16 paneles documenta las acciones y sus resultados. Un trabajo exhaustivo típico de la metodología nazi, que todo lo documentaba.

La exposición incluye un vídeo con testimonios, información sobre el aeródromo de La Sénia desde el que despegaba la Cóndor; los Stukas, sus tripulantes y la técnica del bombardeo en picado. Lo más impresionante son las fotos, aéreas y pie a tierra, de la devastación. El nivel de arrasamiento es comparable al de imágenes de Varsovia o Rotterdam.


AQUI se puede ampliar información sobre los bombardeos en l'Alt Maestrat.

Fuente:
El País
La Vanguardia

miércoles, 20 de marzo de 2013

El testimonio de una mujer china sobre su esclavitud sexual en la Segunda Guerra Mundial

Cuando Zhou tenía 22 años, llegaron a su aldea en el este de China un grupo de soldados japoneses y la apresaron junto a su cuñada y se las llevaron a un burdel militar. Ahora, con más de 90 años, esta mujer cuenta su traumática experiencia como "dama de confort", el eufemismo que los japoneses invasores usaban para referirse a las mujeres que eran forzadas como esclavas sexuales.


Me escondí junto a la hermana de mi esposo bajo una rueda de molino. Más tarde, los soldados japoneses nos descubrieron y nos sacaron de las piernas. Nos ataron a las dos a su vehículo. Luego usaron más cuerdas para atarnos y nos llevaron a otra parte. Después nos llevaron al 'hospedaje de damas de confort'. No había nada bueno allí. De cuatro a cinco horas al día, era una tortura. Nos daban comida después, pero llorábamos todos los días y no queríamos comerla.

Zhou evita decir lo que le sucedió en el burdel, excepto que ella estuvo allí con al menos otras 20 mujeres chinas. Pero su hijo, Jiang Weixun cuenta que estas mujeres fueron reiteradamente violadas a diario por los soldados japoneses. Asegura haber servido como "dama de confort" durante dos meses, antes de que un funcionario de la ciudad la rescatara tras sobornar a los japoneses. Finalmente regresó con su esposo, Ni Jincheng, y que murió luchando contra los japoneses. Zhou volvió a casarse y vive con su hijo, Jiang, de su segundo matrimonio.

No puedo olvidar ni perdonar. Si se tratara de ti, ¿no los odiarías? Por supuesto que los odio. Pero después de la guerra, todos los japoneses se fueron a sus casas. Ya estoy tan vieja. Creo que están todos muertos ya.

La muerte de Lei Guiying, una muy conocida ex dama de confort china, motivó a Zhou a contar su historia. Lei hizo públicas sus experiencias un año antes, después de ocultarle su terrible historia a su familia.


En 2007, las esclavas sexuales sobrevivientes solicitaron una disculpa al gobierno japonés. El Primer Ministro Shinzo Abe declaró el 1 de marzo de 2007, que no había pruebas de que el gobierno japonés había mantenido esclavas sexuales, a pesar de que el gobierno japonés ya había admitido el uso de los burdeles en 1993. El 27 de marzo el parlamento japonés emitió una disculpa oficial.

Fuente:
El Mundo

martes, 19 de marzo de 2013

El último de la Operación Valkiria

El pasado 8 de marzo ha fallecido en su casa de Munich a los 90 años, Ewald-Heinrich von Kleist-Schmenzin, el último de aquellos valientes encabezados por el coronel Claus von Stauffenberg y que tuvo un papel activo en el golpe de aquel terrible 20 de julio de 1944.


El papel de Von Kleist fue el día del atentado poco relevante en comparación con los grandes protagonistas del golpe, como Stauffemberg. Durante las tensas y decisivas horas del 20 de julio en el Bendlerblock, el puesto de mando del ejército de reemplazo en Berlín, que fue el núcleo de la Operación Valkiria, Kleist estuvo muy afanoso junto a los conspiradores mas importantes (Beck, Olbricht, Hoepner o Stauffenberg) y retuvo al general Von Kortzfleisch, que se negaba a creer que Hitler había muerto. Olbricht envió a Kleist a comprobar si el batallón de guardia había aislado el barrio del Gobierno.

Cuando la conspiración fracasó y se ejecutó en el mismo patio a los cabecillas, Kleist fue arrestado y solo podía esperar lo peor. Pero evitó, por falta de evidencias que le ajusticiaran. Lo enviaron a Ravensbruck y, posteriormente, lo sacaron de allí para enviarlo al frente del Este para el resto de la guerra.

Patio en el que fue ejecutado Stauffenberg
En enero de 1944, intentó asesinar a Hitler con una maleta explosiva, cuando iba a asistir a una exposición de equipamiento ya que Kleist le guiaría como oficial con experiencia bélica, pero finalmente el atentado no se llevó a cabo.

Ewald-Heinrich von Kleist-Schmenzin nació en 1922 en Pomerania. A los 18 años se alistó en la Wehrmacht. Tras la guerra se dedico al negocio editorial. Hombre discreto, decía que se apuntó a la resistencia porque consideraba el nazismo “un reinado intolerable de la injusticia”.


Recordaba aquel 20 de julio de su agitada juventud con una curiosa euforia y decía que durante la espera de la confirmación de la muerte de Hitler “casi podías sentir cómo la historía pendía del filo de un cuchillo”.

Fuente:
El País
 

lunes, 18 de marzo de 2013

Frases de Winston Churchill

La frase "Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor", quizás sea las más conocida del Primer Ministro británico Sir Winston Churchill. Este destacado líder de la Europa del siglo XX, que jugó un papel clave en la Segunda Guerra Mundial, era un hombre de frases ingeniosas y nos dejó decenas de otras citas.


"El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo."

"Existen tres tipos de personas: aquellas que se preocupan hasta la muerte, las que trabajan hasta morir y las que se aburren hasta la muerte".

"Soy optimista. No parece muy útil ser otra cosa".

"Mejorar es cambiar; ser perfecto es cambiar a menudo".

"Las actitudes son más importantes que las aptitudes".

"A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada".

"Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema".

"El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles sino importantes".

"Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad".

"La política es casi tan emocionante como la guerra y no menos peligrosa. En la guerra nos pueden matar una vez; en política, muchas veces".

"Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un telón de acero ha descendido a través del continente. Detrás de esa cortina están las capitales de la Europa Central y Oriental tales como Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía. Todas estas ciudades y las poblaciones alrededor de ellas han caído bajo la esfera de la Unión Soviética".

"El político debe ser capaz de predecir lo que va a ocurrir mañana, el mes próximo y el año que viene, y de explicar después por qué no ha ocurrido".

"Personalmente estoy siempre dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones".

"Cuando Foch oyó que se había firmado el tratado de Versalles, dijo con singular justeza: Eso no es una paz, es un armisticio de veinte años".

"No me hablen de la tradición naval. No es más que ron, sodomía y el látigo".

En este link se pueden escuchar casi todos los discursos de Churchill durante la Segunda Guerra Mundial:

http://www.youtube.com/view_play_list?p=1AE517D3714DDEE1


domingo, 17 de marzo de 2013

Denis Avey, el hombre que quiso ir a Auschwitz

Denis Avey combatía en el norte de África durante la Segunda Guerra Mundial cuando fue herido y capturado por los alemanes y trasladado al campamento para prisioneros de guerra británicos que se encontraba junto al campo de concentración de Auschwitz.


Por ser prisionero de guerra estaba "protegido" por el Convenio de Ginebra, por el cual los nazis no podían torturar a los prisionero de guerra y debían tratarlos con humanidad, algo que no conocieron los más de seis millones de judíos que fueron aniquilados en los campos de concentración y exterminio.

Denis era entonces un joven pelirrojo con un grado de valentía que lo llevo a hacer cosas extraordinarias, de las que hasta ahora no había hablado nunca.

Su plan era descubrir qué pasaba detrás de los muros del campo para después informar a la Oficina británica de Guerra, a través de cartas codificadas que le mandaría a su madre. Pero para ello necesitaba verlo con sus propios ojos.

Se intercambió por un día con un preso judío con el que había trabajado y en el que confiaba. Se intercambiaron en dos ocasiones antes de que el prisionero judío muriera en la cámara de gas.

Estaba seguro que era un hombre decente y que cumpliría lo acordado. Nos intercambiamos la ropa. La de él estaba inmunda, llena de piojos y quién sabe qué más.

Avey no olvidó aquella noche:

La sensación que tuve no se puede comparar con nada en el mundo. Era el infierno en la Tierra. Fue horrible. Por la noche, el hedor era insoportable. Se oían gritos. No pude dormir en toda la noche. Auschwitz era un lugar diabólico de donde nacía el mal. Había una presencia maléfica que impregnaba todo.

Ernest Lobethall

Denis Avey conoció a otro prisionero, Ernest Lobethall, al que ayudó pasándole de contrabando uno de los bienes más preciados en un campo de concentración: cigarrillos.

Los cigarros eran más valiosos que el oro en Auschwitz. Era dinero virtual. No tenían precio, eran como una pastilla de jabón, que valía una fortuna. Conseguí 200 cigarrillos que le fui entregando poco a poco.

La BBC averiguó que Ernest Lobethall fue liberado tras la derrota de Hitler y que falleció en 2001 a los 67 años y pudo encontrar a Susan, la hermana de Ernest, para que conociera a la persona que ayudo a su hermano.

Gracias a este encuentro, Denis Avey supo cómo unas cajetillas de cigarrillos le ayudaron.

Las suelas de mis zapatos habían empezado a romperse así que cambié dos paquetes de tabaco por unas nuevas, lo que me ayudó a aguantar la Marcha de la Muerte en 1945.

Tristemente, el encuentro tuvo lugar demasiado tarde para Ernest, quien murió sin saber el nombre del soldado al que le decían "Pelirrojo", cuya valentía le salvó la vida.



Fuente:
BBC
Daily Mail
Haaretz

viernes, 15 de marzo de 2013

El trauma de la niña del abrigo rojo de La lista de Schindler

Steven Spielberg le pidió que esperara a cumplir los 18 años para ver la película. Pero la actriz polaca Oliwia Dabrowska, que con solo tres años protagonizaba hace veinte años a la niña del abrigo rojo, no siguió el consejo de su director. Vio la película por primera vez cuanto tenía once años. "Fue demasiado horrible, no podía entender gran cosa, pero estaba segura de que no quería volver a verla nunca más", asegura ahora, con 23 años.

Oliwia tardó en comprender la importancia de Oskar Schindler. "Me sentía avergonzada de estar en la película y me enfadaba mucho con mis padres cuando le contaban a alguien mi papel", "Lo mantuve en secreto durante mucho, mucho tiempo, mucha gente en el colegio me decía que debía ser muy importante para mi, que debía saber mucho del Holocausto, pero yo estaba frustrada por todo ello".


El director intentó, en su escena principal durante la liquidación final del gueto de Cracovia, que la niña se escondiera debajo de una cama. Pero Dabrowska se negó. Le daba miedo que hubiera arañas, y ni siquiera los M&Ms que le ofreció el cámera lograron convencerle.

El abrigo que llevaba Dabrowska, el único elemento de color en una película rodada en el blanco y negro de las imágenes reales filmadas por los nazis, simbolizaba los vestigios de Humanidad que, aún en las circunstancias más monstruosas, sacuden las conciencias individuales y sacan lo mejor del género humano.


La Lista de Schindler reconstruye la historia de Oskar Schindler, el empresario alemán que salvó a 1.200 judíos de los hornos crematorios desde que, un día, vio a una niña con un abrigo rojo desorientada durante el desalojo del gueto de Cracovia. Cuando volvió a verle, sola y perdida, subida a los carros donde evacuaban a los cadáveres de judíos, decidió hacer algo al respecto.

Fuente:
The Times

jueves, 14 de marzo de 2013

El nacimiento del cuerpo canino K-9

El 13 de marzo de 1942, el ejército de EE.UU. Creo el Cuerpo canino K-9. El mejor de esos perros era Chips (patatas fritas), un pastor alemán que sirvió en la 3ª División de Infantería y que fue galardonado con la Estrella de Plata, la Cruz de Servicio Distinguido, y el Corazón Púrpura por atacar a un nido de ametralladoras en Italia y obligó a cuatro hombres a rendirse.

Chips

A partir de agosto de 1942, se establecieron varios centros de entrenamiento de perros . El Cuerpo de K-9 inicialmente aceptó treinta y dos razas de perros para los entrenamientos pero en 1944 la lista se redujo a siete: Pastores alemanes, Doberman, Perros pastores belgas, Huskies siberianos, Collies, Perros esquimales de granja, y Malamutes. Alrededor de 18.000 perros llegaron a los centros de formación y después de las pruebas a las que fueron sometidos casi 8.000 fueron excluidos por excitabilidad cuando se exponen al ruido de los disparos, las enfermedades, pobre sentido del olfato, y un temperamento inadecuado.



El periodo de entrenamiento normal para un perro era de ocho a doce semanas. Primero, los animales pasaban por un entrenamiento básico, para acostumbrarse a la vida en el ejército, tras el cual los perros pasaban a un programa de formación especializada (centinelas, exploradores o patrulla, mensajeros, o perros minas). En marzo de 1944 se crearon pelotones de perros para ayudar al ejército a realizar operaciones ofensivas en Europa y el Pacífico. De los quince pelotones organizados, 7 sirvieron en Europa y 8 en el Pacífico.


Fuente:
History.com
Army

miércoles, 13 de marzo de 2013

John Wilpers, el último de los captores de Tojo

Originario de Albany (Nueva York), John Joseph Wilpers Jr., se alistó en la fuerza aérea en 1942 al dejar la universidad y fue transferido al 308 destacamento del Cuerpo de Contra Inteligencia, con el que participó en la batalla de Guadalcanal. Fue de los primeros en llegar a Japón tras la rendición del país.


La determinación del teniente John Joseph Wilpers evitó que el 11 de septiembre de 1945 el Primer Ministro japonés Hideki Tojo que mando el ataque a la base de Pearl Harbor, escapara a la justicia. Tojo, el hombre que junto con Hitler representaba para los estadounidenses lo más vil y atroz de la Segunda Guerra Mundial, trató de evitar caer en manos de los vencedores del mismo modo que el líder nazi: pegándose un tiro.
Menos afortunado o diestro, el general japonés, responsable de muchas de las crueldades del ejército imperial japonés durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial, solo consiguió quedar malherido. Mientras luchaba por morir según el código del Bushido, Wilpers, le arrancó la pistola de la mano y obligó a un médico japonés que estaba presente, apuntándole con la pistola de Tojo, a que le salvara la vida. Tojo finalmente se recuperó, para poder ser ahorcado, tras el llamado "Nuremberg japones", por crímenes de guerra en diciembre de 1948.


Por su determinación en el arresto de Tojo le fue concedida una Estrella de Plata, aunque no se la dieron de modo efectivo hasta 2010, debido a que al parecer fue considerada una operación encubierta

Afirmaba Wilpers:
Era un trabajo que nos dijeron que hiciéramos, y lo hicimos.

Tras la guerra trabajó 28 años para la CIA y se retiró en 1975 con el rango de coronel.  Wilpers, murió el pasado 28 de febrero de 2013 en un asilo de Maryland a los 93 años.

Fuente:
The Washington Post
El País
Japan Daily Press

martes, 12 de marzo de 2013

Ocho esclavas sexuales surcoreanas demandan al grupo japonés Scramble por llamarlas prostitutas

Ocho ancianas surcoreanas forzadas por el Ejército Imperial japonés a prestar servicios sexuales a sus soldados durante la Segunda Guerra Mundial demandó por los delitos, entre otros, de difamación y amenazas, a una banda japonesa de extrema derecha, tras referirse a ellas como prostitutas. Un CD de la banda y un listado de las letras de las canciones traducidas al coreano se entregaron como prueba junto a la denuncia.


La banda de rock poco conocida en Japón y de carácter extremista publicó un vídeo musical en el que atribuyó tal calificativo a estas ex esclavas sexuales, llamadas eufemísticamente «mujeres de confort», y deseó su muerte.

Los soldados japoneses «me forzaron a la esclavitud sexual cuando tenía 14 o 15 años y estoy enfadada con ellos por no reconocer que cometieron un delito», lamentó una de las denunciantes, Park Ok-sun.

Una muchacha  de origen chino es entrevistada por un oficial Aliado. Rangún, Birmania, 8 de agosto de 1945.(Wikipedia)

Se calcula que hasta 200.000 mujeres de países ocupados por Japón, de las que más de 100.000 eran coreanas, fueron forzadas durante la Segunda Guerra Mundial a prestar servicios sexuales forzados a soldados japoneses en burdeles militares, que acompañaban a las tropas.

Hasta 1993 Tokio no reconoció las prácticas de esclavitud sexual durante la colonización y promovió un fondo en 1995 para dar indemnizaciones de donantes privados a las víctimas, algo considerado insuficiente por las afectadas. Muchas de aquellas mujeres ya han fallecido y las pocas que sobreviven son de avanzada edad.

Un duro testimonio en este articulo del diario El Mundo.

Fuente:
ABC

lunes, 11 de marzo de 2013

El pasasdo Nazi de la Filarmónica de Viena

La Filarmónica de Viena, reveló el domingo 10 de marzo información sobre sus actividades durante el período del gobierno nazi en Austria. Entre los datos está que estuvo dirigida de 1954 a 1968 por un exnazi de las SS y colaborador de la Gestapo o que altos jerarcas nazis recibieron la más alta distinción de la Orquesta Filarmónica, el Anillo de Honor, como Arthur Seyss-Inquart, gobernador general de Austria durante 1942.

Un equipo de tres historiadores empezará a dar a conocer sus descubrimientos, que se basan en parte en los archivos recientemente descubiertos en un sótano de la sede de la orquesta, que ha sido denunciada por encubrimiento.

La mitad de los músicos de la Filarmónica de Viena eran miembros del partido nazi (NSDAP) durante la Segunda Guerra Mundial y muchos de ellos se unieron antes de que Alemania incorporara a Austria en 1938.

Hitler y Martin Bormann en un concierto de la filarmónica

Incluso en la filarmónica hubo purgas en esos años, trece músicos activos y otros tres jubilados fueron deportados u obligados a huir durante el nazismo. Cinco músicos judíos fueron asesinados, otro murió a consecuencia de un desahucio de su casa y otro falleció ante la amenaza de la deportación.

El tradicional Concierto de Año Nuevo fue creado como un instrumento de propaganda del régimen nazi en 1939. El Concierto de Año Nuevo ayudó a promocionar la imagen deseada de Viena del ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels. El famoso propagandista escribió en sus diario que la capital austriaca debería ser vista como una ciudad de cultura, música, optimismo y cordialidad.

El proximo 12 de marzo se cumplen 75 de la anexión  de Austris por parte de la Alemania nazi, conocida como Anschluss.

Fuente:
La Vanguardia
Europa Press

viernes, 8 de marzo de 2013

La atracción que ejercía Hitler sobre las mujeres

Mucho se ha escrito sobre las singulares relaciones que Hitler tuvo con las mujeres. Tanto individual como colectivamente, éstas se solían sentir atraídas por el Führer del III Reich. Su voz, su mirada y sus modales actuaban como un cóctel que las sugestionaba. Sin embargo en privado hacía comentarios despectivos a las mujeres por no decir misóginos.


El Führer era consciente de la atracción que ejercía sobre las féminas, y la cultivaba con mucho gusto. A las mujeres maduras las solía hablar de la devoción que sintió por su madre. A las jóvenes las agasajaba con regalos. Y a las alemanas en general les ofrecía su soltería por la patria alemana. De cualquier modo, siempre las acabó utilizando como trampolín para alcanzar sus objetivos, tal es el caso de Leni Riefenstahl, que dirigió las películas de propaganda El triunfo de la voluntad (1935) y  Olimpiada (1938).


Aunque le gustaba rodearse de distinguidas y bellas mujeres, en realidad muy pocas dejaron huella en Hitler. Tan solo tres de ellas tuvieron auténtica significación para el, su madre Klara Pölzl, su sobrina Geli Raubal y la que el último día de su vida fue su esposa, Eva Braun. Este hecho ha llevado a algunos historiadores a considerarlo desde ser homosexual hasta un seductor. No parece que fuera ninguna de las dos cosas. Tan solo, su vida era la política y todo se reducía a ella.


jueves, 7 de marzo de 2013

Crece la lista de los campos de concentración nazis

Un estudio elaborado por investigadores del Museo del Holocausto de Washington ha llegado a catalogar 42.500 guetos, campos de concentración y exterminio y otros lugares puestos en marcha por los nazis, dentro de su "solución final" entre 1933 y 1945.

Mauthausen, el campo de los republicanos españoles

El total es tan superior a los 7.000 que se conocían hasta ahora que puede que la historia del Holocausto sea reescrita. De hecho, el hallazgo es tan desmesurado que ha caído como una auténtica bomba entre los historiadores del horror nazi y la solución final.

Los lugares documentados, durante los 13 años de investigación, incluyen: 30.000 campos de trabajo forzado, 1.150 guetos judíos, 980 campos de concentración, 1.000 campos de prisioneros de guerra, 500 burdeles repletos de esclavas sexuales para los militares alemanes y miles de otros campos para practicar la eutanasia en los ancianos y enfermos, practicar abortos y "germanizar" a los prisioneros.

El mayor gueto es el de Varsovia, que que llegó a tener una población de 500.000 personas. El campo más pequeño tenía 12 personas realizando trabajos forzados.

Está previsto que en 2025 se publique una enciclopedia con todo el material.

Fuente:
El País

miércoles, 6 de marzo de 2013

La ciudad de Gori todavía venera a Stalin

Millones de personas murieron cuando Stalin impuso una férrea disciplina y el terror para acabar con los "enemigos del pueblo" y construir un Estado comunista.


Pero a 60 años de su muerte, en la ciudad de Gori, donde nació, el ayuntamiento recientemente decidió volver a erigir una enorme estatua de Stalin que el gobierno pro occidental del presidente Mijaíl Saakashvili había derribado hace casi tres años.

La principal atracción turística de Gori es el museo dedicado a Stalin. El edificio ornamentado, con su colección de fotografías heroicas y la máscara mortuoria de Stalin, parece congelado en el tiempo, un santuario que ha permanecido casi intacto desde que fue construido en 1957. En el exterior también se conserva el vagón blindado que utilizaba para sus desplazamientos en ferrocarril; el mismo que le llevó a las conferencias de Yalta y Teherán.




Según Olga Tochishvili, guía del museo a la mayor parte de la generación más vieja de Georgia le sigue gustando Stalin. Piensan que fue un gran estadista, con sus pequeños errores. A los jóvenes no les gusta Stalin, por supuesto, no están interesados en la historia.
Esta ambivalencia se nota todavía incluso en las grandes ciudades como Moscú, donde se siguen vendiendo pequeñas efigies del dictador y, a pesar de la retirada de las estatuas levantadas en su memoria, permanecen inscripciones y símbolos relativos  a su persona. 

Fuente:
BBC

martes, 5 de marzo de 2013

Correspondecia dirigida al Führer

Gran parte de la correspondencia que llegaba a la cancillería privada de Hitler se trataba de felicitaciones y peticiones, consejos o enérgicas protestas. A Hitler le escriban de todas las clases sociales y profesiones, miembros de su partido e incluso judíos.
Había ciudadanos que realmente creían amar al Führer. Para algunos era la reencarnación del Mesías, otros lo veían como la reencarnación del mal.


El número de cartas que recibió son también refleja su popularidad: en los tres primeros meses de 1933 recibió 3.000 misivas, coincidiendo con su llegada al poder y a finales de año llegaron a 5.000. En 1934 fueron 12.000, y en 1941, otras 10.000. En abril de 1945, por su cumpleaños, menos de 100 personas le felicitaron por su onomástica.

El contenido también fue cambiando. En 1932, muchos creían que Hitler era la única solución. Entre 1933 y 1934 empezaban las criticas, varios judíos se quejaban de su marginación en la sociedad alemana. Según se iba fortaleciendo la dictadura nacionalsocialista, entre 1935 y 1938, la correspondencia se iba llenando de una creciente admiración. Durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, el carácter de las cartas adquieren un tono muy radical, muchas de ellas le exigían la aniquilación total de los judíos e incluso muchos pretendían aprovecharse de la desgracia ajena, como agenciarse parte de los bienes confiscados a los judíos deportados.

Tras la dura derrota de Stalingrado, no llegaron apenas cartas con es tono radical. Por entonces solo le pedían a Hitler que utilizase las "armas prodigiosas" que tanto alababa Goebbels, para evitar definitivamente la derrota total.


Hitler no leía las cartas pero sabía de la importancia de la correspondencia que le enviaba el pueblo como un modo de medir el pulso de la sociedad alemana, por lo que se sirvió de ella hasta el comienzo de la guerra para estar informado de las preocupaciones y necesidades de la población. Las cartas las filtraban, hasta 1931 Rudolf Hess y posteriormente Albert Bormann.

Resultan interesantes, los textos, su contenido y su forma, pues se encuentran tanto cartas de amor (incluso pidiéndole un hijo), votos de lealtad incondicional, como testimonios de oposición y resistencia. El hecho de que miles de estas cartas se escribieran, muestran una confianza en el gobierno que jamás se ha visto en la historia. En sus cartas a Hitler, a quien la mayoría llamaban "Mi Führer", las gentes abrían su corazón al dictador, hablaban sobre lo que les preocupaba o les animaba, como un gobernante cercano y preocupado por su bienestar, en ocasiones le trataban como un familiar cercano al que respetar.


Entre la correspondencia destacan las peticiones de gracia. Pero todas la peticiones que se recibían para que se liberasen al marido, al hijo o al familiar, eran archivadas sin responderlas o reenviadas a Himmler, el todopoderoso jefe de las SS.

Miles de estas cartas se recuperaron por las comisiones de trofeos del ejército rojo y se encuentran depositadas en el Archivo Estatal Militar de Moscú.







Fuente:
Cartas a Hitler, Henrik Eberle